Esta tarde, Chile dio a conocer el recipiente del Premio Nacional de Artes Plásticas 2017 a través del despacho del Ministerio de Educación, y recibimos la excelente noticia de que la ganadora de este año fue la fotógrafa Paz Errázuriz.

El reconocimiento fue otorgado por la Ministra de Educación, Adriana Delpiano; el rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi Véjar; el rector de la Universidad de Talca, Álvaro Rojas; y Benito Rojo, representante de la Academia Chilena de Bellas Artes.

Errázuriz, quien aprendió fotografía de manera autodidacta, comenzó a trabajar como fotógrafa profesional y artística a principios de la década de los ochenta, desempeñándose en la revista Apsi, así como en diversas agencias de prensa extranjeras y para la Vicaría de la Solidaridad.

Sin embargo, uno de sus logros más importantes es ser una de las fundadoras de la Asociación de Fotógrafos Independientes, AFI, creada a principios de los 80, y que buscó difundir la obra y defender la vida de aquellos fotógrafos que, al margen de la institucionalidad, optaron por denunciar y documentar a través de su trabajo la cruda realidad de la represión militar en la era de la dictadura.

La Manzana de Adán (1983). Fotografía: Paz Errázuriz

La Manzana de Adán (1983). Fotografía: Paz Errázuriz

La obra de Errázuriz es una de las más distinguidas de la escena chilena: sus fotografías en blanco y negro, principalmente retratos, exploran la marginalidad y la pobreza en distintos escenarios: hospitales, suburbios, prostíbulos e, incluso, los canales del extremo austral.

Usualmente, Errázuriz estructura sus fotografías en series con un marcado sello en el que se perfila el posicionamiento político y el compromiso humanitario de la autora. Entre sus obras más destacas figuran La manzana de Adán (1982), Kawesqar: Los hijos de la mujer sol (2005), y El infarto del alma (1992), que además es último proyecto, pues lo reeditó junto a Diamela Eltit en un libro que une literatura y fotografía.

De acuerdo con El Mostrador, la fotógrafa recibirá un premio en metálico de CLP$ 18.125.000, así como una pensión vitalicia mensual de 20 UTM, que equivale aproximadamente a CLP$ 880.000, así como un diploma de reconocimiento en donde se le otorga formalmente el título de Premio Nacional de Artes Plásticas.

Despues de leer, ¿qué te pareció?