Espera un poco!

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Art

La bienal Desert X: 88 kilómetros de arte en el valle desértico de Coachella

Sterling Ruby, "Specter". Imagen: Desert X, 2019
Words mor.bo

Si pensabas que en el valle de Coachella solo había espacio para la música, te contamos que desde el año 2017 se encuentra realizándose Desert X, una exposición internacional bienal de arte contemporáneo que centra la atención sobre temas como condiciones ambientales, sociales y culturales del siglo 21.

El evento se lleva a cabo en el Valle de Coachella, que se extiende al este y al sur desde Palm Springs hasta el Mar de Salton en California. Como se imaginan, es un ambiente desértico, rodeado por algunos de los picos más altos de los Estados Unidos, que durante mucho tiempo, ha sido un lugar sagrado y hogar de la tribu de nativos americanos de la tribu Agua Caliente Band de los indios de Cahuilla, y que es reconocida por se un centro de turismo, campamento,  senderismo.

Durante tres meses en 2017, el Valle de Coachella y su paisaje desértico se convirtieron en el lienzo para una exposición curada de trabajos específicos de sitio hechos por artistas establecidos y emergentes, cuyos proyectos amplificaron y articularon problemas locales y globales que iban desde el cambio climático hasta la inmigración, o temas como el cielo estrellado, y la cultura tribal. Las obras de arte, localizadas en varios lugares interiores y exteriores, estuvieron disponibles de forma gratuita y le ofrecieron a los visitantes una manera diferente de ver ese tan conocido valle y reflexionar a través de la creatividad y el trabajo de los artistas participantes.

Cara Romero, "Jackrabbit, Cottontail & the Spirit of the Desert". Imagen: Lance Gerber.

Cara Romero, “Jackrabbit, Cottontail & the Spirit of the Desert”. Imagen: Lance Gerber.

Ahora, luego de esa exitosa primera edición en donde más de 200.000 asistentes disfrutaron de las instalaciones e intervenciones artísticas, el festival de arte está de regreso para su segunda entrega, con 19 piezas repartidas por el Valle de Coachella repartidas a lo largo de 88 kilómetros, y que incluso llegan hasta la frontera con México.

Al organizar la exposición, el equipo de curadores buscó artistas que estuvieran dispuestos a participar y responder a la historia específica de este lugar, y no solo a su imponente belleza física, ta como explica Amanda Hunt, una de las curadoras.

“Hay muchos comentarios sociales, muchos comentarios políticos, mucha historia política. Gran parte del trabajo alude a aspectos de la vida en el desierto que no son evidentes de inmediato, como el rico patrimonio de las comunidades indígenas de la región, los efectos crecientes del calentamiento global o el poder del viento”.

La diferencia con la primera edición del la Bienal es que en esta oportunidad, los espectadores deberán darse un par de días para recorrerlo todo: podrán ver obras de artistas como Pia Camil, Mary Kelly, Sterling Ruby y muchos más. Camil, de hecho, creó una pieza que conecta las fronteras de Estados Unidos y México con un par de arcos estructurales que hablan, más que de muros, de afianzar lazos.

Pia Camil, "Lovers' Rainbow". Imagen: Desert X, 2019

Pia Camil, “Lovers’ Rainbow”. Imagen: Desert X, 2019

De esta manera, Desert X se convierte en un esfuerzo concertado para hacer visible lo invisible, con obras que reflejan incluso el efecto de la lluvia en el desierto, con un rico ecosistema que prospera a pesar de las temperaturas extremas, la precipitación mínima y su dependencia total de los escasos nutrientes en una capa delgada de suelo. Uno de los extras en esta edición es que las obras de arte se podrán descubrir a través de una aplicación móvil, en una especia de “mapa del tesoro digital”, que seguro divertirá a los asistentes.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 2
    Me gustó
  • 2
    Me prendió
  • 2
    Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • 1
    Me confunde
Canvas

MOR.BO × Lin Zhipeng

CLP $6.000

Yayoi Kusama acerca del miedo Aunque estemos pasando por un momento oscuro y difícil, estos nos ofrecen una oportunidad de aprender quiénes somos. “La psiquiatría no era tan aceptada en mi juventud como lo es ahora. Tuve que luchar por mi cuenta con lo que me pasaba, con mi ansiedad, sin hablar de las visiones y alucinaciones que a veces me abrumaban”. More