A principios de este mes, la Academia Sueca nombró a Bob Dylan como el destinatario del Premio Nobel de Literatura 2016, marcando la primera vez que un músico recibe el premio. Desde entonces las reacciones han sido mixtas, con algunos autores cuestionando la decisión de la Academia de darle a un músico un premio que es para la literatura, pero figuras como Tom Waits, Bruce Springsteen, y Leonard Cohen celebraron la noticia.

Por su parte, Bob Dylan parece no estar muy interesado en el premio, pues desde el anuncio no ha hecho mención del mismo y ha estado ignorando las llamadas telefónicas de la Academia. De hecho, la única mención que hubo en su página web al respecto también fue eliminada, lo cual hace pensar que tampoco asistirá a la ceremonia del próximo 10 de diciembre. Si bien es cierto que hace unos días la secretaria del comité había dicho que la institución se mantenía optimista al respecto, Per Wastberg, un miembro de la Academia Nobel le comentó a un diario sueco que el silencio de Dylan le parecía una falta de respecto.

“Podría decirse que es maleducado y arrogante de su parte. Pero él es como es. Estamos de acuerdo en no levantar un dedo más, pero ya queda de su parte si asiste o no a la ceremonia. Pueden especular todo lo que quieran pero nosotros ya no lo haremos.”

Parece que ya perdieron la esperanza de que Dylan aparezca. Aunque el artista no se presente en Estocolmo en la ceremonia de los Nobel, el honor seguirá siendo suyo. Aunque la verdad es que no imaginamos qué pasará con el premio de $900.000 que también le corresponde.

Despues de leer, ¿qué te pareció?