Miren, ha sido una semana controversial para Kanye West. Sí, otra más. Después de todo el episodio de la energía de dragón y Donald Trump, hace unos días causó un escándalo en Internet luego de que afirmara que la esclavitud había sido una “elección” por parte de la comunidad afroamericana. Por fortuna, en las últimas horas ha estado ocupado con su disco, o quizás alguien le escondió el teléfono.

Aún así, sigue causando polémicas, pero esta vez por plagiar el trabajo de un ex diseñador de Nike, y que actualmente trabaja en la firma francesa Givenchy. Si bien recordamos unas semanas atrás en su breve era filosófica de amor y creatividad, Kanye West contaba que no le estaba dando mucha importancia a la originalidad, pues lo importante era tomar ideas y actualizarlas, porque todos los grandes artistas hacían exactamente eso, tal como lo dice en este tweet:

Sin embargo, no todos piensan como Kanye: esta semana, el diseñador Tony Spackman informó que West había robado uno de sus diseños de hace 10 años atrás, tal como lo publicó la famosa cuenta de Instagram Diet Prada, dedicada a desenmascarar todos los plagios en el mundo de la moda. Todo comenzó cuando el rapero compartió a través de su cuenta de Twitter algunos diseños de la nueva colaboración de Yeezy y Adidas, y que son exactamente los mismos que Spackman había hecho hace 10 años cuando trabajaba con Nike. Y sí, es el mismo diseño:

Ever-controversial Kanye is no stranger to digging in the far reaches of the internet for inspiration.  Is Ye just showing his creative process with inspiration images or claiming the work to be his own?  Photoshopping out the title of the sketch in the top left corner is pretty much a dead giveaway lol.  The original by designer @tonyspackman was done in 2005 for a @nike collection called “Living Apparel” which eventually became “Nike React”, a running collection grounded in freedom of movement and human comfort.  Can we just call it Yee💤y now? 😴 • #yeezy #kanyewest #kanye #kimye #theft #inspiration #illustration #design #fashiondesign #sportswear #streetwear #athleisure #nike #streetstyle #running #nikerunning #hypebeast #highsnobiety #snobshots #wiwt #ootd #copycat #knockoff #wtf #dietprada

Una publicación compartida de Diet Prada ™ (@diet_prada) el

Tal como se aprecia en la imagen, Spackman afirma que Kanye “photoshopeó la fecha y sacó la imagen directamente de su sitio web”. Ouch.

Si bien recordamos, antes de trabajar con adidas, Kanye West estuvo un tiempo colaborando con Nike en el primer modelo de zapatillas Yeezy. Sin embargo, la marca y el rapero tuvieron un desacuerdo bastante público y notorio: no solo West le dedicó a la compañía algunos versos en su tema Facts en el que decía que la marca trataba a sus empleados como esclavos, sino que buscaba insultarlos cada vez que podía, pese a que en más de una oportunidad, West dijo que respetaba mucho al CEO de la marca, Mark Parker, por haber creído en él.

En una entrevista reciente, Kanye explicó que al parecer uno de los más grandes desacuerdos era que Nike se negó a pagarle cualquier tipo de ganancias por la venta del calzado, y solo le ofrecieron darle un porcentaje a fundaciones, organizaciones de caridad u otros que él quisiera, pero que nunca tendría ganancias directas por las ventas. En ese entonces, su equipo de diseñadores estaba conformado por Don C, Mark Parker, y Tinker Hatfield, y es bastante probable que Kanye haya visto el trabajo de Spackman, quien en ese entonces trabajaba para Nike.

Puede que para West — quien trabaja desde la comodidad de una compañía multimillonaria y desde el privilegio de no considerar vital la posesión de sus derechos de autor en cuanto a diseño — no tenga importancia “tomar prestado” y actualizar” como él mismo dice, pero estamos seguros de que si alguien “tomara prestado” algún elemento de su música, las cosas serían bastante diferentes.

Hasta los momentos, Kanye no ha respondido a las acusaciones, y hasta quizás no llegue a hacerlo. Además, si bien es cierto que no será ni el primero ni el último en ser acusado de plagio en el mundo de la moda, un mea culpa nunca estaría de más: si Vivienne Westwood puede hacerlo, él también.

Despues de leer, ¿qué te pareció?