Espera un poco!

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Music Q/A

Jonny Pierce de The Drums: “No sé si estaría haciendo música si no fuera por los fans latinoamericanos”

The Drums. Fotografía: Press
Words Mirangie Alayon

Como si fuese una historia de ficción en un guión de una película indie, la vida de Jonny Pierce parece haberlo llevado poco a poco hasta este momento: creció como un niño marginado que se cuestionaba sobre la vida y la muerte mientras los demás se peleaban por el columpio durante el recreo; creció como un joven gay en un hogar muy anti gay; y en los últimos años, rompió una relación sentimental que lo dejó con el corazón roto, perdió a todos los miembros de su banda y experimentó la particular soledad de mudarse a una nueva ciudad en donde no conocía a nadie.

Jonny es el líder (y ahora único miembro) de la banda neoyorquina The Drums, quienes llegaron al big time hace casi 10 años gracias a su EP Summertime, que emocionó a la prensa especializada con sus melodías veraniegas y sus referencias sonoras a New Order. De hecho, fueron la banda más buscada en la app Shazam de ese año, y en el 2010 todo el mundo estaba de acuerdo en que eran lo mejor que le había pasado a la escena musical independiente: hasta los miembros de The Smiths aparecían en sus conciertos.

Aunque The Drums eran inmensos y populares, Pierce no lo estaba disfrutando mucho: sus canciones eran caprichosas, playeras, escapistas. Y si bien había algo de sutileza personal y toques autobiográficos, sentía que eran tracks genéricos. Hasta que un día se encontró completamente solo con el prospecto de escribir Abysmal Thoughts, el disco que Pierce lanzó como The Drums el pasado año, y cuyas letras se arrancó del alma para darle un reboot a la banda.

Así que dependiendo de cómo lo mires, tocar fondo puede ser una maldición o una bendición.

Ahora, Pierce y sus músicos de gira están de nuevo en Chile para formar parte del festival Primavera Otoño 2018, y antes de que suba a la tarima para presentarse ante su público, conversamos con él para descubrir qué se siente hacer un álbum prácticamente solista, por qué es necesario darnos un respiro profundo cuando todo es una mierda, y por qué habría abandonado la música de no haber sido por sus fans de Latinoamérica.

Jonny Pierce. Imagen: Inatagram/Jonny Pierce

Jonny Pierce. Imagen: Inatagram/Jonny Pierce

Abysmal Thoughts fue el primer álbum que hiciste con el control absoluto de todo: compusiste, tocaste los instrumentos, y además creaste su espíritu y estética. ¿Fue aterrador aventurarte solo o sentiste que después de 3 álbumes finalmente estabas listo para enfrentarte a ese desafío? ¿Todavía se siente como un álbum de una banda, o más como un esfuerzo en solitario?

Cuando Jacob dejó la banda, se fue con mi bendición. Definitivamente me sentí un poco nervioso al principio cuando llegó la hora de hacer el nuevo álbum, porque sabía que cada parte dependía de mí. Sin embargo, mi nerviosismo fue reemplazado rápidamente por la emoción y por cumplir ese desafío, así que empecé a ver la partida de Jacob como un regalo: el don de la autoexpresión en un nivel en el que nunca había estado. Diría que la banda todavía se siente como una banda, principalmente porque tocamos muchos shows cada año, pero definitivamente hay más enfoque en mí como líder ahora que realmente puedo abrirme sobre quién soy y lo que siento. Es algo natural.

¿Sentiste el álbum como una pizarra en blanco para ti como músico y compositor, como una oportunidad de reinventarte un poco y abrirte más? Abysmal Thoughts se siente un poco más pop que de costumbre, pero sigue siendo muy personal. ¿Tuviste alguna reserva sobre compartir tus pensamientos más íntimos?

Ciertamente. Quiero decir, la música en sí sigue siendo muy consistente con algunos de nuestros trabajos anteriores, con la excepción de una ligera progresión aquí y allá. Donde realmente creo que las cosas evolucionaron fue en las letras. Me sentía muy perdido y con mucho miedo de quedarme perdido. Estaba con el corazón roto después de terminar una relación. Estaba deprimido. No quería escribir sobre el surf o la playa. Quería hablar sobre mi realidad. Lo que encontré fue que expresando cómo me sentía realmente y haciéndome vulnerable, comencé a salir de mi estado depresivo. Empecé a sentirme más feliz. Se convirtió en una alegría escribir el álbum porque estaba empezando a descubrir mucho sobre mí mismo. Ahora no podría escribir de otra manera.

“Ahora veo personas conectadas a la música de una manera que nunca antes había visto. Gente llorando en conciertos o enviándome un DM para decirme que ya no piensan en el suicidio porque me han conectado conmigo a través de la música. Es un regalo para mí”.

Durante su trayectoria, The Drums siempre han tenido la habilidad de combinar esos irresistibles y optimistas beats del surf-pop con temáticas muy al estilo de Morrissey sobre la angustia, la muerte y la desesperación. Quizás es ello lo que los hace tan atractivos: al fin y al cabo, en The Smiths, Johnny Marr hacía los riffs más melódicos y hermosos para que los gemidos de Moz sonaran por encima como poesía nihilista. Es una estética sonora convincente llena de reverberancias con sensibilidad pop, y una que se vuelve más deliciosa aún en tracks como Blood Under My Belt, en donde la sexualidad pasa al primer plano.

¿Qué fue lo que te impulsó a apartarte un poco del tema de la sexualidad en tus videos para abordarla más explícitamente en el Blood Under My Belt, que se siente tan fetichista? ¿Fue una elección deliberada ser más abierto acerca de tu propia sexualidad, o fue una decisión más estética que otra cosa?

El sexo es increíble y creo que también es muy importante ver el sexo consensual como algo saludable. Tengo un montón de pequeños fetiches y como este fue el primer video musical en el que estuve solo, decidí integrar estos fetiches en el video y también en la portada de mi álbum. Para la portada, puse a mi novio en ese momento en un jardín, luego lo fotografié oliendo mi zapatilla deportiva mientras me frotaba la entrepierna. Eso era lo que quería hacer y lo construí todo. Incluso tomé la foto. Lo más probable es que no hubiera podido hacer esto si hubiera tenido una pareja en la banda.

Todo el mundo en estos días es manifestante, activista, alguien fuerte que toma posiciones. Pero también parece que nuestra salud mental colectiva está en el foso. Como defensor de ambos, ¿cuál crees que es la mejor manera mantenernos motivados y continuar a pesar de toda la mierda y aún así cuidar nuestra mente?

Creo que la clave está en vivir con compasión, escuchar tu corazón y luego tomar medidas. Conozco a muchas personas que hablan mucho pero no hacen nada. Es muy fácil publicar nuestro activismo en las redes sociales, pero ¿estamos votando para lograr un cambio real? ¿Salimos a la calle? ¿Nos estamos postulando para un cargo? ¿Estamos trayendo un diálogo importante y constructivo a nuestras vidas sociales?

Creo que también está bien tomar un respiro profundo. No quieres quemarte a ti mismo. Asegúrate de amarte y cuidarte bien. Si no eres bueno contigo mismo, no serás tan efectivo al tratar de ayudar a otros. Tiene que haber un equilibrio. Si solo te amas a ti mismo, probablemente no ayudes mucho a los demás. Si puedes amarte a ti mismo y recordar que hay otros que también necesitan amor, estás en el camino correcto.

Durante la mayor parte del mes de mayo estarás de gira Latinoamérica, y creo que es justo decir que The Drums tiene muchos seguidores por aquí, especialmente en México, donde eres figura de culto, como un Morrissey. ¿Cómo se siente esa calidez y pasión, y qué es lo que tienes planeado para los shows en Sudamérica?

Sí. Realmente siento mucho amor por América Latina. No puedo comenzar a expresar lo agradecido que estoy por eso. No sé si estaría haciendo música todavía si no fuera por los fanáticos latinoamericanos animándome y mostrándome un apoyo tan apasionado. Lo digo de corazón. Cuando lleguemos a Chile, planeo tocar todas las canciones que todos conocen, para que todos podamos cantar y bailar juntos. Decidí dejar de ponerme intenso con los temas y simplemente tocar las canciones de cada álbum que son familiares, ¡eso hace que el espectáculo sea mejor para todos, incluyéndome a mí!

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 9
    Me gustó
  • 1
    Me prendió
  • 31
    Lo amé
  • 2
    Me deprime
  • WTF!
  • 2
    Me confunde
Canvas

MOR.BO × Lin Zhipeng

CLP $6.000

Yayoi Kusama acerca del miedo Aunque estemos pasando por un momento oscuro y difícil, estos nos ofrecen una oportunidad de aprender quiénes somos. “La psiquiatría no era tan aceptada en mi juventud como lo es ahora. Tuve que luchar por mi cuenta con lo que me pasaba, con mi ansiedad, sin hablar de las visiones y alucinaciones que a veces me abrumaban”. More