El fotógrafo Jon Cuadros es hijo de inmigrantes colombianos: esos que huyeron de la lucha socio-política de los años ochenta de Sudamérica y que se reubicaron en los Estados Unidos buscando un futuro mejor. Cuadros pasó su niñez entre California y Florida, y trabajó como editor en publicaciones de arte hasta que un viaje a Japón lo haría descubrir su primera cámara fotográfica.

Desde hace un par de años vive en Berlín, dedicado al medio visual a tiempo completo, y con una afinidad por la poesía que influye en su práctica, en especial cuando se trata de capturar paisajes caóticos sumidos en la oscuridad urbana. Cuadros siempre se ha sentido atraído por Rusia y la mitología del gran país del este europeo, así que cuando un amigo lo invitó a pasarse unos días en Moscú, decidió que la única manera de capturar la ciudad era disfrutar de esos 7 días de visa sin dormir.

“Me quedé con un amigo que vivía en un pintoresco barrio post-soviético en el oeste de Moscú. Había reuniones de babushkas en los patios de recreo, complejos de apartamentos cubiertos de losas de hormigón gigantes, gente vendiendo melones en la acera… era hermoso. Así que decidí dormir lo menos posible porque no quería perder la oportunidad de capturar momentos irrepetibles”.

El resultado de esa semana sin dormir quedó plasmado en su serie Moscow Kiss, en la que tuvo la determinación de recorrer lo más que pudiera de la ciudad como le fuese humanamente posible: capturó el espectro de los extraños, salvajes y maravillosos momentos de Moscú entre jóvenes amantes y artistas que vivían en propiedades abandonadas; entre ávidos avicultores y los rincones llenos de personas sin hogar.

Las imágenes nos muestran un implacable e imparable período en el cual los caracteres que conforman los bordes de la sociedad salen al frente en encuadres monocromáticos y fascinantes que se centran en intimidades sutiles entre amigos, amantes, extraños, fotógrafos y modelos como una captura instantánea del torbellino citadino conformado por historias que usualmente quedan en el olvido.

Moscow Kiss. Fotografía: Jon Cuadros

Moscow Kiss. Fotografía: Jon Cuadros

Moscow Kiss. Fotografía: Jon Cuadros

Moscow Kiss. Fotografía: Jon Cuadros

Moscow Kiss. Fotografía: Jon Cuadros

Moscow Kiss. Fotografía: Jon Cuadros

Moscow Kiss. Fotografía: Jon Cuadros

Moscow Kiss. Fotografía: Jon Cuadros

Moscow Kiss. Fotografía: Jon Cuadros

Moscow Kiss. Fotografía: Jon Cuadros

Moscow Kiss. Fotografía: Jon Cuadros

Moscow Kiss. Fotografía: Jon Cuadros

Moscow Kiss. Fotografía: Jon Cuadros

Moscow Kiss. Fotografía: Jon Cuadros

Despues de leer, ¿qué te pareció?