Para el Papa del Cine Trash y director de culto John Waters, el año 1969 fue el más radical de la historia del siglo 20, y uno que marcó el final de la era flower power. Sucedió justo antes de que todo terminara: Woodstock, Altamont y los asesinatos de Manson, y para ponerle el último clavo a ese ataúd, Waters filmó ese mismo año una de sus primeras películas, pero también una de las más perturbadoras: Multiple Maniacs, que existió sencillamente para darle un shock al status quo y para oponerse a los valores de los hippies.

Luego de su lanzamiento, Waters guardó los masters en su clóset por más de 40 años, hasta que una llamada de la gente de Criterion Collection le hicieron cambiar de parecer, pues opinaba que la película se merecía una restauración completa, así como un trailer que rezara “¡Restaurada! ¡Condenada! ¡Repugnante!”. Sin embargo, Waters afirma que no debemos preocuparnos, pues aunque se ve mejor, no se ve tan bien.

Para los que no conocen la cinta, es una comedia negra grotesca, repleta de toda clase de depravaciones, protagonizado por El Desfile de la Perversión, un espectáculo itinerante montado por un grupo de inadaptados cuyas escandalosas proclividades son superadas sólo por las de su líder: Divine. Vemos desde el consumo de vómito hasta una escena de violación que incluye a una langosta gigante; pero su mejor momento es una escena de sexo anal con un rosario, filmada en una iglesia real mientras un grupo mantenía al cura ocupado en las afueras.

Multiple Maniacs

Fotografía: Janus Films

La cinta será relanzada en cines y digitalmente, así como en DVD y Blu-Ray este mes en el Reino Unido, y para celebrar la ocasión, John Waters ha ofrecido entrevistas a medios como Dazed y The Guardian, revelando un poco más sobre la actualidad estadounidense, el proceso de filmación de la película y de qué necesitaría para volver al mundo del cine, del cual ya tiene 13 años alejado.

“Haría una película otra vez si Hollywood me dijera que sí. Todos quieren que hagas una cinta por menos de un millón, pero yo no. no quiero ser un cineasta radical falso a los 70 años. Ya hice eso. No quiero hacerlo de nuevo. Puedo hacer una película por $5 millones, que originalmente era el presupuesto para una cinta independiente, pero eso ya no existe.”

No es muy fanático de la figura del crowdfunding para que la gente financie una de sus películas, pues dice que tiene tres casas, y le parece injusto pedirle a la gente $10 para que paguen por una película. Por eso está buscando cómo contar historias de manera diferente a través de la literatura. Recuerda que el el momento de su estreno, Multiple Maniacs, era un acto de rebeldía política:

“Es fácil poner a la gente en shock, pero esa no fue nunca mi intención con esta película. La escena del rosario en Multiple Maniacs no era acerca de eso, sino atacar a la censura. Se nos ocurrió filmar algo contra lo cual no existía ninguna ley… fue algo político.”

Hablando de política, Waters dice que Trump es una figura de la que es demasiado fácil burlarse. Cuenta que recientemente estuvo en la marcha de las mujeres en San Francisco, y que se deleitó sin fin leyendo muchos de los carteles de protesta. Hacer de Trump una caricatura, dice, es lo más fácil del mundo, ya que se irrita fácilmente. Pero la verdad es que no ha pasdo ni un mes desde que asumió la presidencia, y ya está harto de todo.

“Estoy exhausto de la estupidez de todo. Y apenas estamos empezando, así que hay que respirar profundamente. Me recuera a una línea de Hairspray the Musical sobre un montón de consas horribles, pues así es como me siento – ‘La estupidez se acerca a ti rápidamente!'”

¿Su próximo proyecto? Un nuevo libro, llamado Make Trouble, que será escrito para ser regalado a recién graduados en problemas: es decir, casi todos los graduados universitarios. Y puede ser que el Príncipe del Vómito esté un poco cansado del tedio Hollywoodense y de la película, pero si hay una cosa que está esperando con ansias, es la anarquía que se avecina. Lo único que esperemos es que John Waters esté presente para darnos su visión única, transgresora y temeraria del futuro.

Despues de leer, ¿qué te pareció?