Espera un poco!

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Jim Nauseum: Ilustraciones perversas con humor grotesco y cultura pop retro
"Hide The Pain, Harold". Ilustración: Jim Nauseum/James McCullen

Jim Nauseum: Ilustraciones perversas con humor grotesco y cultura pop retro

Words Mirangie Alayon

Si eres una de esas personas que tienden a caer en un hoyo negro de Instagram justo antes de dormir, sabrás que es posible perderte fácilmente en las viscosas y bizarras profundidades que esconde la etiqueta #art. Un término muy amplio en el que puedes encontrar desde publicaciones del Museo de Louvre hasta las creaciones más perversas y divertidas que pueden hacerse con papel y lápiz. Fue allí justamente donde nos encontramos con Jim Nauseum, el apodo artístico del británico James McCullen, quien definitivamente sabe como disfrazar un pene gigante y venoso.

Sus ilustraciones combinan el desenfado de un adolescente aburrido en clase y obsesionado con su propio miembro viril, con las imágenes más icónicas de la cultura pop de los 80 y los 90. Todo se une en un mélange grotesco lleno de humor negro, de ojos saltones y de situaciones en las que nunca imaginaste encontrar a personajes como Bugs Bunny, Bart Simpson o He-Man. Ya que su estilo está más cerca de los Garbage Pail Kids que de Disney, decidimos conversar con él para conocer un poco más sobre su trabajo, los artistas que lo inspiran y por qué se preocupa por el bienestar mental de sus fans.

“Evito usar muchos elementos artificiales. Siempre quiero que mi trabajo tenga esa sensación cruda y descarnada. De hecho, dejo los errores también, ya sean los manchones de tinta o los derrames de vino”.

Tus dibujos parecen haber evolucionado a partir de esos trazos aburridos que muchos solíamos hacer en el medio de una clase, pero los tuyos se convirtieron en criaturas surrealistas. ¿Cómo comenzaste y cuándo te interesaste por la ilustración más en serio?

Empecé a meterme con la ilustración cuando estudiaba Diseño Gráfico hace unos diez años. Los tutores eran en su mayoría imbéciles por lo que recuerdo, enfocaban su atención en los estudiantes que querían ser diseñadores web, algo que no me interesaba. Cuando los proyectos se volvían un poco más flexibles para que los estudiantes crearan sus propias cosas fue cuando empecé a interesarme por la ilustración. Hice pequeños libros de cuentos de hadas inspirados en los Hermanos Grimm con fotos recortadas y unidas entre sí. Siempre he admirado las animaciones de Terry Gilliam, así que supongo que fue mi principal inspiración en ese momento.

Después de graduarme, comencé a interesarme por los métodos más tradicionales de lápiz y tinta. Muchas de mis “ilustraciones” en este momento eran principalmente cabezas de personajes de dibujos animados con grandes ojos saltones y frentes venosas. Nunca fueron piezas muy refinadas o acabadas, solo garabatos groseros. Fue solo cuando descubrí al artista Basil Wolverton que cambié por completo no solo la forma en la que abordaba el diseño de mis personajes, sino también mis métodos y técnicas de pluma y tinta. Mi estilo simplemente evolucionó y mutó gradualmente desde allí.

"Pervert". Ilustración: Jim Nauseum/James McCullen

“Pervert”. Ilustración: Jim Nauseum/James McCullen

"Skeletor". Ilustración: Jim Nauseum/James McCullen

“Skeletor”. Ilustración: Jim Nauseum/James McCullen

"Bart Simpson". Ilustración: Jim Nauseum/James McCullen

“Bart Simpson”. Ilustración: Jim Nauseum/James McCullen

Según vemos en tu Instagram, usas bolígrafos y tinta para tus ilustraciones, que incluyen muchos detalles mediante el punteado. ¿Puedes explicarnos tu proceso y cuánto te lleva terminar uno de estos?

Si tengo una idea clara en mi cabeza, generalmente la dibujo en Photoshop utilizando imágenes de stock o cualquier otra imagen psicótica que pueda encontrar en uno de los muchos libros que recopilo. Libros de enfermedades que son muy útiles e inspiradores en mi trabajo, por lo que los consulto a menudo. Por lo general, trato de hacer que todo lo que dibujo tenga un toque alegre o divertido, por muy enfermo que pueda parecerle a algunos.

Después de obtener un boceto a lápiz, uso un rotulador técnico Rotring Isograph para el trabajo de tinta en línea. Luego coloco miles de puntos con un bolígrafo Micron, construyendo capas y poniendo puntos más juntos en áreas más oscuras, y espaciados para áreas más claras. Un dibujo puede tomar alrededor de 5-7 horas, y algo de mayor escala unas 20. Si coloreo, uso lápices de colores o Photoshop para colores planos, pero evito usar muchos elementos artificiales. Siempre quiero que mi trabajo tenga esa sensación cruda y descarnada. De hecho, dejo los errores también, ya sean manchas de tinta o derrames de vino.

"Bugs Bunny". Ilustración: Jim Nauseum/James McCullen

“Bugs Bunny”. Ilustración: Jim Nauseum/James McCullen

"Dicks Up". Ilustración: Jim Nauseum/James McCullen

“Dicks Up”. Ilustración: Jim Nauseum/James McCullen

Está claro que dibujas mucho inspirándote en la cultura pop de los 80. ¿Cuál es tu personaje favorito para dibujar y remezclar y por qué?

¡Absolutamente! Me encanta la cultura pop de los 80 y los 90, y probablemente no sea ningún secreto que He-Man se encuentra entre los mejores de la lista para dibujar. Creo que es lo ridículo del show lo que me atrae. Simplemente me hace reír lo increíblemente mala que es la caricatura. Pero de la mejor manera posible, por supuesto. Crecí con eso y aunque está mal animado, es entrañable. Me gusta remezclar a He-Man porque es obvio quién demonios es, lo que sea que le haga. También es bueno tener un plan para cuando lleguen los bloqueos creativos. ¿No puedo pensar en algo para dibujar? Hmm. Entonces la cabeza de He-Man con la cara de Gary Coleman hará el trabajo, o la cara de Danny DeVito en la cabeza de He-Man. Lo bueno de esto es que nadie puede decir que tengo un bloqueo creativo en primer lugar, porque siempre dibujo cosas sin sentido.

Una de las características más importantes del trabajo de James es justamente eso: el deseo de hacer piezas absolutamente ridículas, pero de la mejor manera posible. ¿A quién más conoces que le dedicaría siete horas a dibujar una mano llena de cabezas de He-Man? Sin duda es un trabajo arduo, pero uno que busca desatar nuestras ganas de reír con su variedad de penes en todas las figuras que existen en la cultura pop.

Tu estilo nos recuerda el trabajo del brillante artista Bill Plympton. ¿Dirías que es una de tus inspiraciones?

Oh, absolutamente. Es una gran inspiración para mí, diría yo. Recuerdo haber visto un anuncio de Nik Naks (me encantan esas patatas fritas) a principios de los 90 y me dejó alucinado. Es un tipo loco. Su película de 1997 I Married a Strange Person! está justo en otro nivel de demencia, ¡me encanta! Tengo un par de sus libros que a menudo miro, principalmente porque es mi sueño crear algún día una animación realmente surrealista.

Plympton ofrece algunas ideas fascinantes sobre cómo trabaja en esos libros, ¡es un verdadero genio! Los animadores locos en general son una gran inspiración para mí. Bruce Bickford es otro maníaco del que no me canso. Luego están los más convencionales de la vieja escuela como Ub Iwerks y todo lo que salió de Fleischer Studios a principios de la década de los 30. ¡Esas primeras animaciones de Betty Boop son salvajes!

"He-Man Fingers". Ilustración: Jim Nauseum/James McCullen

“He-Man Fingers”. Ilustración: Jim Nauseum/James McCullen

¿Hay algún personaje de la vida real que te gustaría reinterpretar como uno de tus penes gigantes?

¡Jaja! Esta una pregunta brillante y bastante difícil de responder. Ya que hay muchos por ahí flotando, están haciendo el trabajo por mí. Me molestan algunas celebridades, así que definitivamente debo transformarlos. James Corden (sí, el del Carpool Karaoke) es probablemente el mayor cabeza de pene del planeta, así que creo que ya tengo una idea para mi próximo dibujo. Vivo en una burbuja cuando se trata de cosas como la política o algo así, así que no puedo comentar nada de eso.

¿Has tenido la oportunidad de exhibir tu trabajo? Cuéntanos un poco sobre la experiencia.

Solo pequeñas exhibiciones. Uno realmente agradable del año pasado se llamó The Vending Machine Art Gallery. Todo el arte se exhibió en una pared y las personas pueden escoger lo que quieren, y luego comprar una impresión con una máquina expendedora que está en la misma sale. Es una idea bastante novedosa e interesante, y ganó mucho interés y curiosidad por parte de la gente. La pieza que expuse se llamaba Skagheads, y presentó una serie de famosos personajes de dibujos animados inyectándose heroína en los brazos. Sin embargo, no estoy seguro si alguien realmente compró uno de los míos y me preocuparía bastante por su bienestar si alguien lo hizo.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 1
    Me gustó
  • Me prendió
  • 1
    Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde
Canvas

MOR.BO × Lin Zhipeng

CLP $6.000

¿Podrías estar sufriendo de anorexia sexual sin saberlo? Los adictos al sexo se “sobrealimentan” a través de la promiscuidad o el comportamiento de alto riesgo, los anoréxicos sexuales se “mueren de hambre”, negándose a sí mismos el placer de las relaciones, las citas, el amor y una conexión genuina con los demás. More