Aunque conocemos a Flying Lotus como uno los artistas más interesantes del multigénero (es productor, músico electrónico, DJ y rapero), algo que no muchos saben es que realmente su sueño siempre había sido entrar en el mundo del séptimo arte.

De hecho, fue a la escuela de cine en Los Ángeles hasta que su música se convirtió su modo de vida, pero pese a ser un exitoso músico, siempre dejó el deseo de hacer películas en stand by hasta el año pasado, cuando gracias a Thom Yorke decidió retomar la idea de hacer un cortometraje mientras jugaba en su computadora.

El resultado llegó casi dos años después con Kuso, un largometraje de gore surrealista que incluso ha sido llamado “el filme más asqueroso jamás hecho“.

“Vi este gif loco conmigo y Thom Yorke haciendo un set de DJ en una fiesta. Era un gif realmente tonto, era tan divertido. Y pené que podría hacer eso, podría hacer algunos gifs locos que fuesen animaciones y así involucrarme de nuevo con las cosas visuales. Empecé a hacer cosas en Photoshop. Ahí fue cuando empecé a hacer todos estos personajes con furúnculos y lesiones de piel y photoshopeando cosas en las caras de la gente”.

Y si bien es cierto que la película sería el orgullo del mismísimo John Waters con escenas como un hombre dando a luz a una cucaracha a través de su ano o quizás la de otro hombre recibiendo sexo oral de una pústula gigante localizada en el cuello de una chica, la verdad es que FlyLo hizo todo esto pensando en cosas tontas que le daban risa. Así que por 95 minutos, su film Kuso es una tormenta perfecta de pus, sangre, semen, mierda y mucho más sin dejar de lado el sentido del humor.

Horror japonés influenciado por David Lynch

Kuso

Una de las imágenes de “Kuso”. Fotografía: Brainfeeder Films

Para Flying Lotus, Kuso fue un experimento con el que se preguntaba qué era lo más tonto que se le ocurría en ese momento,  qué lo hacía reír, porque hacer una película es tan difícil, que sólo estaba tratando de hacer algo que sabía que le gustaría. “Sabía que quería hacer cosas con prótesis y monstruos y criaturas, algo entretenido. No quería hacer un drama serio en mi primera vuelta, quería divertirme haciéndolo, y si no pasaba nada con la película, pues al menos nos la íbamos a pasar bien”.

Descrito como una colección de cortos semi-conectados que narra la vida de las mujeres, hombres y niños mutantes de Los Ángeles después de un terremoto masivo, Kuso es una de esas películas hechas para los fanáticos de las películas de cine B. Flying Lotus se pasó más de dos años trabajando en ella, haciendo todo desde el guión hasta la edición de sonido. Además, tiene algunas interesantes influencias, como Shinya Tsukamoto y el mismísimo David Lynch.

“No tomé cosas directas de Lynch, pero siempre he visto sus películas y soy un gran admirador de él, así que estoy seguro de que hay alguna influencia. Pero más que todo, mis influencias vinieron de Japón. Me encantan Takashi Miike, Shintaro Kago, y Shinya Tsukamoto. Este último es definitivamente uno de mis favoritos. He estudiado sus películas y soy un gran admirador de la estética cinematográfica japonesa y definitivamente se nota en mi trabajo. Pero me encanta David Lynch”.

De hecho, parece que la admiración es mutua pues ambos van a “reunirse” el próximo mes para una potencial colaboración, así que estaremos muy pendientes al respecto.

Mientras tanto, Kuso e estrena a través de la plataforma de streaming Shudder el próximo 21 de julio. Los dejamos con el trailer más reciente del filme a continuación:

Despues de leer, ¿qué te pareció?