Jamie Hawkesworth es un fotógrafo británico cuyo enfoque se basa en el carácter sutil y lúdico de la fotografía documental británica. Aunque en estos días es tan solicitado por Vogue como por Alexander McQueen o Miu Miu, el trabajo que lo dio a conocer fue una serie titulada Preston Bus Station, en la que estuvo trabajando durante cuatro años capturando a los personajes interesante que se encontraba en la estación de buses localizada en Lancashire, al noroeste de Inglaterra.

Todo empezó con un proyecto universitario, gracias al cual terminó fotografiando a algunos de los adolescentes del lugar para un panfleto que publicó en papel periódico y que fue tan popular, que terminó regresando para tomar más fotos.

Si nunca has visitado la estación de autobuses de Preston, lo más llamativo es el edificio en sí: la brutalista e imponente estructura fue construida a finales de los años 60 y diseñada por Keith Ingham y Charles Wilson. Para la mayoría de la gente, eso es lo más extraordinario posible: después de todo, es solo una estación de autobuses. Pero para Jamie, fue el interior de la estación de autobuses de Preston lo que realmente resonó con él. Con su flujo constante de pasajeros transitorios, permitió al fotógrafo crear una serie de retratos impresionantes durante cuatro años que han ayudado a informar y dar forma a su carrera desde entonces.

“Para capturar la serie, pasé todos los días en la estación de autobuses entre las 8 de la mañana y las 8 de la noche. La estación es un gran círculo, y yo solo caminaba por allí todo el día todos los días, esperando a que la gente saliera. Terminaba capturando a quien llamara mi atención en un momento en particular. Ya que Preston era un centro de megabuses, siempre había una afluencia de personas realmente interesantes que pasaban por la estación. Cuando encontraba a alguien, le pedía tomar su retrato y eso era todo. Hasta cierto punto, estaba tratando de ser espontáneo al respecto, ya fuera un anciano, un niño con un corte de pelo divertido o zapatos interesantes; simplemente dejé que cualquier cosa fuese fotografiada”.

Ahora, las fotografías forman parte de un libro llamado, claro está, Preston Bus Station, que proporciona una narración visual del tiempo que Jamie en la estación de autobuses, y cuya estética fue tan popular en su candidez que las revistas de moda y los estilistas se dieron cuenta de ese trabajo y querían editoriales de moda que se vieran similares. Desde entonces, Jamie trabaja en el mundo de la moda y se las arregla para equilibrar estos compromisos con su trabajo documental, que también ha aparecido en publicaciones como The Wall Street Journal y The New York Times.

Preston Bus Station. Fotografía: Jamie Hawkesworth

Preston Bus Station. Fotografía: Jamie Hawkesworth

Preston Bus Station. Fotografía: Jamie Hawkesworth

Preston Bus Station. Fotografía: Jamie Hawkesworth

Preston Bus Station. Fotografía: Jamie Hawkesworth

Preston Bus Station. Fotografía: Jamie Hawkesworth

Preston Bus Station. Fotografía: Jamie Hawkesworth

Preston Bus Station. Fotografía: Jamie Hawkesworth

Preston Bus Station. Fotografía: Jamie Hawkesworth

Preston Bus Station. Fotografía: Jamie Hawkesworth

Preston Bus Station. Fotografía: Jamie Hawkesworth

Preston Bus Station. Fotografía: Jamie Hawkesworth

Preston Bus Station. Fotografía: Jamie Hawkesworth

Preston Bus Station. Fotografía: Jamie Hawkesworth

Preston Bus Station. Fotografía: Jamie Hawkesworth

Preston Bus Station. Fotografía: Jamie Hawkesworth

Preston Bus Station. Fotografía: Jamie Hawkesworth

Preston Bus Station. Fotografía: Jamie Hawkesworth

Preston Bus Station. Fotografía: Jamie Hawkesworth

Preston Bus Station. Fotografía: Jamie Hawkesworth

Preston Bus Station. Fotografía: Jamie Hawkesworth

Preston Bus Station. Fotografía: Jamie Hawkesworth

Preston Bus Station. Fotografía: Jamie Hawkesworth

Preston Bus Station. Fotografía: Jamie Hawkesworth

Preston Bus Station. Fotografía: Jamie Hawkesworth

Preston Bus Station. Fotografía: Jamie Hawkesworth

Preston Bus Station. Fotografía: Jamie Hawkesworth

Preston Bus Station. Fotografía: Jamie Hawkesworth

Despues de leer, ¿qué te pareció?