Uno de los beneficios para fotógrafos que aman capturar los paisajes más increíbles de todo el planeta es tener justamente la oportunidad de viajar y ver de cerca las maravillas que nos esperan cuando salimos de nuestra casa y de nuestra zona de confort. Sin embargo, la británica Jacqui Kenny es una fotógrafa de viajes bastante particular: nunca ha usado una cámara profesional, y en realidad no viaja. Aunque sus fotos pueden transportarnos a una carrera de camellos en los Emiratos Árabes Unidos, o a una piscina en las calles de Perú, todas las imágenes son capturados en la pantalla de Google Street View.

“Es una delicia poder mirar estas callejuelas en Perú en Street View. En la vida real, probablemente estaría tratando de pensar en la forma más rápida de llegar a casa”.

Si te preguntas por qué Kenny querría volver a casa en el medio de un viaje, todo tiene explicación: es agorafóbica, lo que significa que tiene ansiedad e incluso ataques de pánico en entornos desconocidos o situaciones que ella percibe como incontrolables. La condición hace que sea difícil para ella viajar físicamente, lo que la llevó a buscar una forma alternativa de explorar el mundo.

Durante los últimos dos años, Kenny ha “recorrido” el planeta desde su casa en el Reino Unido a través de Google Street View, tomando más de 27,000 capturas de pantalla en el camino. En sus momentos más intensos, su proceso involucró pasar 18 horas al día extrayendo imágenes porque, dice, que el 99.999% de lo que vemos en Google Street View son vistas terribles.

“Sin embargo, cuando encuentro ese encuadre hermoso, siempre es un éxito. Me encanta el ángulo de la cámara, esta ligera rareza, la sensación en 360 grados, e incluso las caras borrosas. Le da un toque de otro mundo Además tengo este increíble control en el que puedo volar alrededor del mundo y aterrizar en cualquier lugar, pero tampoco tengo mucho control porque estas imágenes ya están tomadas. No puedo pedirle a alguien que se mueva hacia la izquierda. No puedo hablar con nadie y participar y con suerte sacar lo mejor de ellos”.

Para combatir esa inflexibilidad, Kenny busca escenas con elementos visuales fuertes, como buena iluminación, un cielo azul, colores vibrantes o una bella arquitectura. Más de 200 de las imágenes capturadas en la pantalla de Kenny aparecen en su cuenta de Instagram, The Agoraphobic Traveler, que tiene más de 80,000 seguidores. Gracias a su popularidad, Kenny tuvo hace poco una exhibición en la ciudad de Nueva York gracias a Google, donde los visitantes pudieron ver sus fotos con un par de gafas VR, y para asistir, Kenny tuvo que viajar de verdad.

“Quién hubiera pensado que estar sentada en casa, capturando imágenes de Google Street View en la pantalla, llevaría a esta increíble comunidad en Instagram o viajar a Nueva York para mi primera exposición individual. No lo hubiera creído hace dos años”.

Luego de la exhibición, Jacqui se ha enfocado en trabajae en sus problemas de salud mental con la ayuda de Terapia Cognitiva Conductual y meditación: ahora solo pasa unas pocas horas a la semana en Google Street View, y espera que su pasión por los viajes la lleve más lejos que la pantalla de su computadora en el futuro cercano.

Fotografía: Jacqui Kenny

Fotografía: Jacqui Kenny

Fotografía: Jacqui Kenny

Fotografía: Jacqui Kenny

Fotografía: Jacqui Kenny

Fotografía: Jacqui Kenny

Fotografía: Jacqui Kenny

Fotografía: Jacqui Kenny

Fotografía: Jacqui Kenny

Fotografía: Jacqui Kenny

Fotografía: Jacqui Kenny

Fotografía: Jacqui Kenny

Fotografía: Jacqui Kenny

Fotografía: Jacqui Kenny

Fotografía: Jacqui Kenny

Fotografía: Jacqui Kenny

Fotografía: Jacqui Kenny

Fotografía: Jacqui Kenny

Fotografía: Jacqui Kenny

Fotografía: Jacqui Kenny

Fotografía: Jacqui Kenny

Fotografía: Jacqui Kenny

Fotografía: Jacqui Kenny

Fotografía: Jacqui Kenny

Fotografía: Jacqui Kenny

Fotografía: Jacqui Kenny

Fotografía: Jacqui Kenny

Fotografía: Jacqui Kenny

Fotografía: Jacqui Kenny

Fotografía: Jacqui Kenny

Despues de leer, ¿qué te pareció?