Irene López León es una artista española nacida cerca de Barcelona, quien se define como una pintora paisajista. Pero sus imágenes no tienen nada que ver con plácidos panoramas naturales o vistas llenas de verde que nos recuerde el aire puro. Lo de ella es hacer arte hipnótico que parece abrir las puertas de otras dimensiones y que desafíen la perspectiva con ventanas hacia el infinito en una paleta neón y geometría imperfecta.

Su medio es variado: puede ser lienzo, papel, o incluso el concreto de una pared en el medio de la calle, pero el resultado es el mismo: un juego entre simetría y dualidad que flota sobre un universo psicodélico de realidades imposibles.

“Pinto paisajes distorsionados y sin sentido racional. Una representación metafórica que combina dos mundos, el infinito frente al finito. Una parte del mundo sensible que se conoce a través de los sentidos y otro del inteligible a través de la razón, basados en la simetría y la dualidad. La búsqueda del equilibrio entre los opuestos. Composiciones geométricas y perspectiva como lo perfecto y elementos de origen orgánico y como señal de lo imperfecto.”

Aunque la descripción de Isabel es casi metafísica, los conceptos no le preocupan mucho, pues también es válido decir de su arte que no hay nada que entender, pues está hecho sencillamente para mirar y no pensar, para perderse y dejarse llevar en un caleidoscopio de colores, dimensiones y estrellas.

Arte: Irene López León

Arte: Irene López León

Arte: Irene López León

Arte: Irene López León

Arte: Irene López León

Arte: Irene López León

Arte: Irene López León

Arte: Irene López León

Arte: Irene López León

Arte: Irene López León

Arte: Irene López León

Arte: Irene López León

Arte: Irene López León

Arte: Irene López León

Arte: Irene López León

Despues de leer, ¿qué te pareció?