California fue el lugar de nacimiento del skateboarding, una disciplina que con los años sería adoptada alrededor del mundo por todas las culturas. Pero en los años 70, las cosas apenas estaban comenzando, y el fotógrafo Hugh Holland estuvo ahí para documentar una escena que apenas estaba surgiendo, y sus imágenes nos muestran el estilo, la moda y cómo en ese entonces todo se hacía sin cascos ni rodilleras. Sin quererlo, capturó los orígenes de la cultura del skate.

“El skateboarding estaba sucediendo en muchos lugares, pero nada se comparaba con California. Para mí, parecía que este era el centro de todo. No estaba particularmente interesado en el skate, pero me di cuenta de que había mucha actividad, y me gustó la forma en que la gente se veía cuando estaban patinando. Más tarde, perdí el interés. Las cosas empezaron a cambiar con los parques de skate y los concursos: de repente todos usaban camisetas con logotipos de distintas. Me interesaba más cuando era sin camisa, sin calcetines y sin zapatos.”

El color fue una de sus elecciones más brillantes en ese momento, en contraposición a las típicas imágenes en blanco y negro que solía tomar en ese entonces. Gracias a ese tono sepia, podemos ver la vitalidad de las escenas, los trajes de colores brillantes y la piel dorada por el sol. Aunque mucho ha cambiado desde entonces, siempre es bueno darle una visita a la nostalgia y al pasado lleno de la vibra clásica de California.

Skateboarding en California, 1975

Fotografía: Hugh Holland

Skateboarding en California, 1975

Fotografía: Hugh Holland

Skateboarding en California, 1975

Fotografía: Hugh Holland

Skateboarding en California, 1975

Fotografía: Hugh Holland

Skateboarding en California, 1975

Fotografía: Hugh Holland

Skateboarding en California, 1975

Fotografía: Hugh Holland

Skateboarding en California, 1975

Fotografía: Hugh Holland

Skateboarding en California, 1975

Fotografía: Hugh Holland

Despues de leer, ¿qué te pareció?