No se trata ni de un hombre, ni de un elefante pero si de una estampida de sonidos que una vez que escuches, no dejarás de hacerlo. Un secreto guardado a voces.
Imagina a los Mars Volta dar un paseo en una lancha o peñero, según entiendas, consumiendo ácido por las costas de Venezuela, escuchando al Tío Simón, Ali Primera y cualquier fiesta nocturna de pueblo playero.

Se trata de una banda nacida en Maracaibo, cuna musical venezolana, de donde el monstruo de Hombrefante surgió, cuya música conocí en 2013, y hasta los momentos, es un secreto que bien me había guardado.

Actualmente están residenciados en Argentina, producto del éxodo venezolano por la deplorable situación que vive el país en la actualidad; la banda, adecua su música cada posible influencia nativa para ellos, donde su vocalista, pese a su voz algo difónica, crea armoniosas mezclas de sabroso ritmos que logran un exitoso resultado. A tanta palabrería, es mejor que tú seas el juez y los escuches:

Por los momentos, tengo conocimiento de la música que tienen alojada en su cuenta de Soundcloud cuyos temas se extraen de su único lanzamiento, un EP titulado La culpa es del más astuto, disponible enteramente en su Bandcamp; música que según ellos, entra en las categorías del indie, el progresivo y el “ugly rock” una psicodelia que bien intenté describir unas líneas más arriba, que seguramente entenderás al escucharlos.

Actualmente intentan surgir en el competitivo mundo de la música, sin hundirse en él, ha intentado obtener un trato digno por su música, un secreto que hoy suman tres años que he guardado de buena gana, sonidos que ellos describen acertadamente como: “La música que no sabías que querías escuchar”.

Despues de leer, ¿qué te pareció?