Espera un poco!

No tienes nada aún.

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Music Q/A Revelaciones

Holly Holden y su Tropical Soul: una historia dividida entre Londres y el Caribe

"Soy cantante. De Londres. Soy… ¡ay Dios! ¿Por qué esa pregunta tan difícil?"
Words Juan Pablo Sandoval

Definir o tratar de explicar quién es Holly Holden es algo que en palabras es tan difícil de plasmar que ni siquiera ella misma lo sabe; es una respuesta que viene en forma de ondas sonoras que chocan contra nuestros oídos y nos permiten entender que la mejor forma de entender algo es sintiéndolo, dejándolo bailar y soñándolo; dejando la poesía tropical de esta joven originaria de Londres inundar nuestras cabezas.

Después de 6 semanas viajando por Colombia, la estocástica del universo se encargó de conjugar las variables adecuadas para que nos encontráramos con esta artista y pudiéramos acompañarla en su primera presentación en nuestro país. Tomando su nombre artístico del libro de J.D. Salinger El Guardián Entre el Centeno y compartiéndolo aparentemente con una actriz porno y una diseñadora de interiores, Holly ha ido desde Londres, pasando por Berlín y dando un salto a Cuba, escapando del espantoso clima lluvioso y gris británico después de ver a los 13 años a Buena Vista Social Club y queriendo estar en las calles de La Habana. Su historia es tan diversa que está llena de viajes por paraísos tropicales, viajes interestelares, cantantes líricas y guitarras con delirios de personalidad que quieren ser bajos. Una historia que merece ser escuchada, una historia que sin duda nos hará creer en el impulso, el amor, el sol, en decirle siempre sí a la vida.

¿Dónde empiezas tú con la música?

Desde niña la música me había llamado la atención. Mis padres me llevaron a clases de baile y piano, luego un año estudiando clarinete hasta que llegue a la batería, me conecté muy bien con el ritmo, también por haber bailado por muchos años. En la escuela tocaba en el grupo de jazz e hice también canto clásico, hasta que llegué a los 18 años y me di cuenta que por el canto lírico la voz me estaba cambiando y que las cosas con lo que más me conectaba no eran así y decidí dejarlo, decidí desaprender todo eso y encontrar mi propio sonido, encontrar donde me sentía bien. Con 18 alguien me regaló una guitarra y fue en ese momento cuando empecé a componer y experimentar con escribir. Siempre me habían salido ideas, pero eso, fue el momento donde todo empezó. Luego en la universidad empecé a escribir más y más y fue ahí en Bristol donde empecé a tocar como yo, ahí donde yo elegí mi nombre artístico y fue el comienzo de mi carrera musical.

¿Cómo empezaste a trabajar en tu sonido, muy jazz, muy soul, con sonidos muy tropicales?

Todo empezó muy folk. Yo siempre escuche más música antigua que moderna, en casa se oía Paul Simon, Bob Dylan, Bob Marley, Joni Mitchell… todos esos cantantes de los 60 siempre me han fascinado, eso fue con lo que yo conecté y cuando comencé a escribir era mucho más folk y creo que el momento que se fue cambiando fue luego que viví en Ecuador, ya que la única música que podía escuchar era salsa y luego de ese viaje cuando empecé a escribir, eso era todo lo que me salía, esos ritmos se habían metido en mí no sé cómo, de manera natural.

Después Cuba me abrió muchas más cosas, allá empecé un proyecto que se llama XPlanet que fue un proyecto colaborativo con un rapero que se llama Alain García y lo que queríamos hacer era una fusión que tuviera todas las cosas de Santiago que es un lugar muy abierto a la música, siempre mira al Caribe mientras que La Habana mira a Miami; Santiago mira hacia Jamaica y tiene mucho de todo, de África, de Haití, queríamos conectar con todo lo que había allí, no solo el soul, o ritmos de los cuales la gente tiene la idea de Cuba, tú sabes: Buena Vista Social Club y ya. Queríamos hacer una cosa bien cubana pero no como todos lo pensaban, una fusión de muchísimas cosas de teggae, zomba, funk, soca, y lo grabamos en un estudio de Santiago con un productor de reggaetón que nunca había hecho cosas con instrumentos, entonces todos estábamos aprendiendo. Después de este viaje ya mi sonido cambió y era una cantante de música tropical.

unnamed (1)

“Tropical Soul”. Así describes tu música en tu página web. ¿Cómo adoptas esta etiqueta?

No fue idea mía. Durante un viaje a República, una amiga estaba casada con un músico y conocía mucha gente, así que organizó dos conciertos, entrevistas en la radio y al segundo fue un músico también al que yo no conocía, Vicente García. Después vino a la casa y al tocar, me impresionó su sonido, tenía mucho que ver con lo que yo estaba haciendo, pero al revés: él era un artista caribeño que lleva mucho del soul, y yo que soy de Londres, que salgo del soul, del blues y del folk llevo también mucho tropical. Su disco, cuando lo pones en iTunes el género es tropical soul.

Háblanos más de XPlanet, en este medio tendemos a poner etiquetas para hacernos la vida más fácil y este proyecto es muy difícil de encajar. ¿Cómo conociste a Alain y qué los motivo a trabajar con estos sonidos, el productor, el lenguaje?

Yo lo conocí a través de un académico canadiense que había vivido en Santiago y estudiado su música. Le conocí el primer día y pasé todas las semanas. Nos enamoramos, es una historia de amor también. La idea de hacer una fusión de tantas cosas tan locas era para mostrar que en Cuba no hay sentido en encerrarse a un género y hay que abrir la mente de las personas. No tienes que hacer algo que ya está hecho; puedes experimentar, reconocer todos los sonidos de todas las personas que han venido y pasado por Santiago y lo han hecho un lugar tan distinto. El nombre viene de una historia que dice que no vinimos de ninguna parte de la Tierra, venimos de otro planeta, del planeta X, y un día tuvimos un problema en nuestra nave y nos caímos a la Tierra: él cayo en Cuba y yo en Londres, y a través de la música nos hemos encontrado. Todos los temas hablan de que no existan barreras, que la música es una cosa que se mueve y que puede liberar a las personas y hay que creer en eso porque la política, las reglas, las normas en todo eso no se pueden creer y tampoco en poner música en cajas.

Has tocado en muchas partes, Cuba con XPlanet. República Dominicana, dos veces. ¿Dónde más has estado y cómo ha esto moldeado tu sonido?

Soy de Londres, estudié la universidad en Bristol, estuve en Berlín seis meses estudiando tercer año después de Ecuador, luego volví a Bristol, entré a hacer mi maestría y ahí tomé un año libre para estar en Berlín haciendo música y trabajando con varios músicos. Entre ellos, un rapero de Uganda con quien hicimos un proyecto llamado Hitsoul y un productor de Detroit, un videógrafo de 60 años y su hermana quien tocó con Herbie Hancock. Berlín fue un momento de confirmación, en este año me di cuenta que la música era lo que debería estar haciendo. Pero este viaje ha sido una pequeña prueba de cómo me siento acá, en el Caribe, en Latinoamérica. Realmente nunca me he sentido en casa en Londres, me siento mucho más yo hablando en español que en inglés.

¿Crees es que te vas a venir a vivir a estos lados, al trópico?

A mí me gustaría hacer eso, desde que he llegado acá la cantidad de personas siguiéndome en las redes se ha subido mucho más, siento que la gente es mucho más abierta a lo que hago, acá tiene mucho más sentido, a veces cuando toco en Londres cuando termino la gente viene y me dice “qué bien, qué chévere, qué original la fusión, ¿y estabas cantando en francés o algo?”, no entienden nada. Pero también amo mi ciudad, es un lugar muy difícil para existir ahora como artista.

¿Por qué? Uno creería que es la ciudad para ser artistas, en todas partes hay dónde sonar.

En Londres hay muchos artistas, pero en los últimos 10 años mucho ha cambiado, está lleno de millonarios de Arabia Saudita y de Rusia quienes compran casas por inversiones y los precios por alquiler están muy altos, es una locura. La gente creativa ya no puede existir allá, se están yendo. Y los espacios creativos para el arte ya son pocos, están cerrando los music venues porque están comprando los edificios para convertirlos en apartamentos y alquilarlos. Es muy triste. La gente está yendo a trabajar y regresando a dormir porque existir es tan difícil que se está convirtiendo en una ciudad muerta.

IMG_7340 Blanco negro

Cuéntame de “Holly Holden y su Banda”. Luego de tu viaje a Cuba empiezas a cambiar tu sonido y ensamblas esta banda. ¿Quiénes la componen y cómo los conociste?

A Frank lo conocí a través de un amigo de Bristol que se unió al proyecto XPlanet cuando estuvo en Londres. Es un guitarrista super talentoso, le sale del corazón, no sabe mucho de la música del Caribe pero le sale naturalmente, además sabe de la producción y el proceso de grabación en el que estamos metidos ahora. Hemos tenido muchísima más libertad. A Dave lo conocí cuando hice parte de la gira de Johnny Flynn; él tiene una banda como de 7 personas y normalmente su hermana canta  y toca piano, pero ella también es actriz y en ese momento estaba en una obra de teatro y no podía ir a la gira, así que también lo acompañé.

Has trabajo con muchos músicos. ¿Alguno más que puedas contarnos?

Estuve de gira con un producto de dubstep, Mala, a quien conocí en Cuba. De hecho él tiene un disco que se llama Mala in Cuba, el disco es completamente instrumental, pero tiene una canción con una cantante cubana rapera, Danay Suárez, que se llama Noches de Sueño y con ella hicieron el primer concierto en Europa con el que lanzaron el disco. Pero no podía quedarse un año y al principio lo hizo sin ella, pero en el verano había unos festivales donde estaba haciendo presentaciones en vivo y alguien tenía que cantar así que me preguntó si lo quería hacer. Esa fue la primera experiencia que tuve de gira.

Tienes dos álbumes: Feets On The Ceiling y Holly Holden y Su Banda, ¿Cómo fue el proceso de grabación de estos discos?

Las canciones en Feets On The Ceiling las grabé en dos días aprovechando el estudio en Cuba para poder tener una muestra. Holly Holden y su Banda es algo que grabamos en un estudio de ensayo cuando estábamos en tocando en República Dominicana y ahí tenían como grabar y lo hicimos así en vivo. No es perfecto, es una muestra de cómo suena la banda. Eso es lo que estamos haciendo ahora, poco a poco, lentamente porque es muy costoso y yo no tengo nadie que me apoye, estoy completamente independiente: no tengo manager, no tengo disquera. Pero también es algo que no puede hacerse rápido, hay que tomar tiempo para experimentar y hacerlo bien.

Cuénteme un poco de tu viaje por Colombia. ¿Cómo lo sentiste?

Es el país del sí. La gente es muy abierta y generosa, les escribía a músicos que me interesaban y todos me respondían, me han invitado a sus estudios, es algo increíble que nunca había experimentado.

IMG_7370 blanco y negro

¿Qué te llevas de los sonidos que escuchaste?

Tuve la oportunidad de trabajar con un músico local amigo en Cartagena y con quien grabamos una canción Llamada Agua Salada. Él sabe mucho de jazz, conoce de todo y me mostró sonidos que no había escuchado nunca como la champeta o el vallenato el cual conocí en Valledupar, ya que estuve allá realizando una presentación que organizó una amiga mía. Saliendo de allá en el avión se me estaban ocurriendo muchas cosas, y todas sonaban a vallenato.

¿Vas a llegar a grabar, a buscar inspiración?

Con Agua Salada, mi amigo Cristian ha ido ya al estudio a grabar algunos instrumentos y dice que quiere un tres cubano y un saxofón. Yo tengo que grabar las voces, pero la cuestión es dónde lo hago, siento que no me va a salir igual que como me salía en Cartagena, porque tiene mucho que ver el momento, el ambiente, me salió muy caribeña.

Tu música tiene algo particular, es música triste, melancólica, pero la tuya es una melancolía muy alegre.

Así suelen describir mi música, amargo-dulce, feliz triste, tiene mucho del soul. Cuando empecé con la onda del folk, me salían canciones de amor, estaba muy joven y hablaba de “eso me duele, tú me hiciste eso”, todo muy depresivo y lo que me dio el tropical es algo más, tomar un sentimiento que puede ser un dolor y convertirlo. En vez que te salga triste, tomas control del sentimiento y lo llevas hacia otro nivel, otro lugar, es más poderoso así. Toda la música habla del amor es lo que más inspira, pero tampoco siempre es amor, es lo que otras personas han inspirado en mí.

Hablas que tu inspiración puede venir de lo que te dijo alguien, de pedirle un cigarrillo a alguien.

Sí, mis letras son muy literales, estoy leyendo ahora un libro de Gabriel García Márquez y encontré una frase: “cuanto más transparente es la escritura, más se ve la poesía”. Describe muy adecuadamente mi forma de escribir, a veces es algo exagerado lo literal que puede ser, pero cada cosa que sale de mis canciones es como fue, nada es inventado.

unnamed (2)

¿Qué sigue ahora para Holly Holden?

Quiero lanzar las cosas que he estado grabando, de hecho, tengo dos canciones que están casi listas y quería hacer un video en Colombia porque hay una canción que se llama El Impulso que tiene una onda muy tropical y quisiera grabarlo acá porque no creo que pueda grabar esa onda tropical en Londres. Estoy muy agradecida por la oportunidad de poder compartir lo que estoy haciendo con más personas y más lugares del mundo.

El proceso de creación es una cosa, pero tomar el producto que haces, que quieres un montón, y hacerlo llegar a la gente es muy difícil y hacerlo independiente es más difícil, entonces sólo quiero que si a la gente le gusta, que lo siga compartiendo. Cada vez que toco y alguien viene después y me dice que le gustó, eso es todo lo que quiero, yo he estado muchos años en esto y he tenido muchas oportunidades, pero también siento que todavía no he empezado, que todavía estoy como al principio.

Aquí hay una cantidad de personas que me han dicho en instantes diferentes que la música es magia y que es un regalo de Dios y si lo tienes lo tienes que usar. Tienes que usar todo lo que puedes, todo lo que está en tu poder y poner toda tu energía en eso y Colombia me ha dado eso, me ha inspirado muchísimo por la gente, el paisaje. He podido estar en la naturaleza pura que me ha faltado muchísimo y la belleza del mundo, me ha dado mucho inspiración, mucha pasión y ánimo para seguir adelante, de seguir creyendo en lo que estoy haciendo.

Al escuchar su música, la dicotomía constante entre alegría y melancolía nos puede hacer entender verdades que pudieron haber estado cegada a nuestros ojos. Su sonido tiene ese matiz que nos hace vibrar, la melodía que nos puede impulsar. Tratar de etiquetar su sonido no tiene sentido. Según Holy no hay etiquetas: no existe nada puro y toda la música es una conversación, todo lo que sale viene de haber escuchado muchas cosas y de ahí nace una cosa nueva e intentar decir “esto no es salsa” o “aquello por qué suena diferente”, es erróneo, pues las cosas se van desarrollando y evolucionando.

Su sonido es simplemente Holly Holden.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 2
    Me gustó
  • Me prendió
  • 3
    Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde
Magazine SALE!

ISSUE #02

$5.000 $4.250
Limpiar

¿Podrías estar sufriendo de anorexia sexual sin saberlo? Los adictos al sexo se “sobrealimentan” a través de la promiscuidad o el comportamiento de alto riesgo, los anoréxicos sexuales se “mueren de hambre”, negándose a sí mismos el placer de las relaciones, las citas, el amor y una conexión genuina con los demás. + More