SACO6

Hace algunos días, leíamos por allí la noticia de que el siempre polémico y dueño de titulares, Justin Bieber, había suspendido el resto de su gira mundial por “motivos personales”, pues necesitaba un nuevo “despertar espiritual“. Pero para Bieber, al igual que para muchas celebridades, esto no implica irse a rezar el domingo con tu abuelita. No señor.

Su centro de oración es la creciente y popular iglesia pentecostal de origen australiano Hillsong, cuyas misas son espectáculos que comienzan con música de Daft Punk para recibir a los fieles, usan cañones de confetti en los momentos de mayor devoción, cuentan con pastores influenciadores de redes sociales, atractivos, con barbas perfectas y camisas de The Ramones, y usan globos gigantes al mejor estilo de The Flaming Lips. Hay limonada, frutas frescas, entretenimiento para los niños… una liturgia made in Pinterest para compartir por Instagram. Y si lo dudas, dale un vistazo al pastor de Justin Bieber:

Pero antes de que vayas a arrodillarte y a arrepentirte de todos tus pecados en esta iglesia hecha para hipsters, vamos a contarte un poco de ella, ¿no?

Culto a la celebridad

Misa de Hillsong en Barcelona, España. Fotografía: Hillsong

Misa de Hillsong en Barcelona, España. Fotografía: Hillsong

Como se imaginan, si Bieber asiste a esta iglesia, en definitiva no es el único famoso en hacerlo. Celebridades como Vanessa Hudgens o las mismas hermanas Kendall y Kylie Jenner han sido vistas a la salida de la sede de Beverly Hills, al igual que Nick Jonas o Selena Gómez , quien hasta ha cantado en las ceremonias. Incluso, el pastor Rich Wilkerson, Jr., de la iglesia de Beverly Hills, fue el encargado de oficiar la boda de Kim Kardashian y Kanye West.

Sin duda alguna, la iglesia conoce a su público, que si bien es cierto está conformado por niños, jóvenes, adultos y hasta ancianos, tiene como target a los adolescentes y veinteañeros, a esos millenials que parecen estar hartos de todo y de todos, pero que se sienten atraídos por lo que parece ser lo más trendy del momento, incluso cuando se trata de espiritualidad. Claramente lo están logrando.

Muchos dicen que sus técnicas de reclutamiento se asemejan a las de la Iglesia de la Cienciología, cuyo representante máximo es Tom Cruise, en especial cuando se trata de recaudar fondos: aunque las donaciones no son obligatorias, tener a tantos famosos con gran poder adquisitivo entre sus filas garantiza su supervivencia para atender a las almas sedientas de fe y un poco de beats en sus misas.

Conservadores con look hipster

Si te preguntabas si todo este esfuerzo de imagen moderna, hipster y desfachatada se corresponde con creencias progresistas de la iglesia, te tenemos malas noticias: es sólo una cortina de humo. En el fondo, son tan conservadores como cualquier otra iglesia pentecostal.  Sin duda alguna son partidarios del “respeto a la vida respecto al aborto” y además defienden “el matrimonio entre el hombre y la mujer”, pero el pastor español Juan Mejías asegura que esto no quiere decir que excluyan a nadie de sus filas:

“Somos una iglesia cristiana y la Biblia es la base de nuestra creencia. Yo siempre digo que somos una iglesia muy relevante y moderna en algunos aspectos, pero también somos conservadores. En un sentido correcto, conservador no significa ser un tostón o juzgar a todo el mundo. Nunca nos verás con carteles condenando a nadie”.

Sin embargo, ese no es el caso de otros de sus miembros en otros lugares del mundo. Uno de sus pastores australianos, Pasquale “Pat” Mesiti, fue acusado de golpear a su esposa durante las navidades del año 2015 cuando estaba borracho, y más recientemente, el pastor estadounidense Mark Driscoll, hizo varios discursos misóginos en los que aseguraba que las mujeres habían sido creadas para ser “hogares de penes” y que los Estados Unidos se había convertido en un lugar “vaginizado” donde los hombres eran criados por “feministas solteras y amargadas que envidian penes”. Encantador.

Sin embargo, pese a las polémicas, la iglesia ha tenido un crecimiento sostenido en varios lugares del mundo. En España, por ejemplo, han logrado llegar a los 2.000 fieles por misa los fines de semana, ya que muchas personas, al igual que Bieber, están en una búsqueda por algo diferente en su “despertar espiritual”. Si el yoga, la meditación o el catolicismo clásico no son para ti, al menos sabes que Hillsong te abrirá las puertas. Pero cuidado con ser muy progresista.

Despues de leer, ¿qué te pareció?