SACO6

Cuando la diseñadora de vestuario Rachel Fleming se encontró con el reto de diseñar icónicos outfits para la famosa pandilla de personajes de Trainspotting en 1996, sabía que se enfrentaba a un reto, pues sabía que de alguna manera darle identidad a la juventud junkie, desilusionada, aburrida y prácticamente nihilista de la era heroin chic iba a convertirse en un look referencial en los años por venir.

Trainspotting

Fotografía: Film4

Trainspotting

Fotografía: Film4

Y para ser honestos, no estaba equivocada: ya han pasado 20 años desde el estreno de una de las obras cumbres de Danny Boyle, y la influencia de los diseños de Fleming, quien creó los inmortales skinny jeans de Mark Renton ajustando pantalones de dama para la figura de Ewan McGregor, aún puede sentirse y observarse en el mundo de la moda: desde las nuevas colecciones kitsch que Alessandro Michele ha lanzado para Gucci (y que parecen haber salido del clóset de Spud) hasta las recientes piezas de siluetas maxi de Vetements, parece que Fleming fue una visionaria del estilo.

Esta semana, la diseñadora de vestuario estuvo conversando con Dazed acerca del proceso de creación de las piezas para la película, y cuánto han cambiado los personajes en las últimas dos décadas. Esto fue lo que comentó Fleming acerca de  su inspiración y referencias visuales para la primera cinta:

“Me inspiré en un montón de diferentes bandas punk como The Buzzcocks, The Clash, algunas bandas underground escocesas que no puedo recordar en este momento, y por supuesto, Iggy Pop. También tenía muchas fotografías de muchachos jóvenes en varias fincas en diferentes períodos de tiempo que siempre miraba… sólo grupos de chicos despreocupados haciendo nada, o haciendo cosas mundanas a lo largo de los años 60, 70 y 80″.

Para Rachel, en el momento en que se estrenó Trainspotting la escena rave estaba tan de moda, con materiales como látex, plástico, y colores neón y metálicos con siluetas deportivas y agrandadas, que se decidió a hacer algo completamente diferente: más orgánico, con tejidos resistentes pero más ceñidos al cuerpo, y fue un cambio radical a lo que se había visto en los últimos cinco años. “Creo que resonó tanto en la gente porque además era fácil querer a los personajes”.

T2 Trainspotting

Fotografía: Film4

T2 Trainspotting

Fotografía: Film4

Luego de trabajar por varios años con bandas como Blur y Oasis durante los 90, podría decirse que Rachel estaba lista para hacer una evolución del look Britpop en algo más caótico, callejero y que realmente no pareciera salido de una tienda, sino del fondo de un clóset que no ha visto ropa nueva en algún tiempo. Para T2 Trainspotting, Fleming volvió a vestir a los mismos personajes. Boyle le pidió que cambiara sus siluetas por completo para demostrar el cambio que cada uno de ellos había experimentado en 20 años.

“Todavía tenía muchos de los trajes de la primera película que había guardado, así que para empezar, les di un vistazo. Para Jonny (Lee Miller) traté de imaginar cómo su estilo había progresado en el tiempo; no lo habíamos visto. Muchas de sus cosas se habían vuelto de muy alta calidad: tenía un abrigo de Burberry; camisas de Versace; una chaqueta Armani y un par de zapatos Gucci, pero probablemente los había robado o conseguido en alguna oferta. A Ewen Bremner (Spud) todavía l servían muchas de las piezas que llevaba en el 96, así que parte de la ropa que está en T2 son esas prendas originales, mezcladas con algunos artículos nuevos que para mí es un reflejo de la situación que la que se encuentra atrapado”.

Para T2 Trainspotting, Fleming no tuvo que coser jeans vintage de mujeres para los personajes, pues contó con la ayuda de piezas de marcas como Adidas, Burberry, Armani y Mulberry que ayudan a representar el camino recorrido por cada personaje, como Renton y su evolución al streetwear que reflejan su nueva adicción al deporte.

Trainspotting

Fotografía: Film4

Pero  también confesó cuáles son sus looks favoritos creados para la película.

“Creo que probablemente entre los pantalones marrón y suéter rosa que Begbie lleva en T2 y el vestido de lentejuelas lila, y el abrigo de terciopelo rosa brillante y tacones negros que Diane usa cuando se encuentra por primera vez Renton fuera del club en la película original. Y por supuesto, me encanta la camiseta naranja desgastada de Renton con la mujer desnuda en el pecho: era nueva, pero la blanqueé y le agregué la impresión antes de lijarla para que se viera increíblemente usada. Creo que esa fue parte del atractivo de la ropa en la película; todas las piezas parecían vividas y auténticos. Si no lo hubieran sido, no habrían funcionado tan bien”.

Para quienes no la han visto aún, T2 Trainspotting sale en DVD y Blu-ray el próximo 5 de junio.

Despues de leer, ¿qué te pareció?