En los últimos años, alrededor del mundo hemos visto cómo el consumo de cannabis se ha normalizado cada vez más, y aunque aún no es una sustancia legal alrededor del mundo sin duda alguna las actitudes hacia el weed han cambiado de manera drástica en comparación a lo que sucedía hace una década atrás.

Chile como uno de los países más consumidores de marihuana del mundo no ha escapado a esta realidad, y ya sea que en tu rutina entre el consumo de esta hierba o no, es imposible que no te hayas dado cuenta del vertiginoso crecimiento de las Grow Shops en nuestro país.

En estos locales weed-friendly no sólo consigues todos los juguetitos que necesitas para tener una experiencia de mejor calidad con tu cepa cannabinoide favorita, sino que además a un módico precio te permite adquirir las semillas de marihuana para que puedas sembrarla en tu propia casa. Además, se comercializa una amplia gama de productos derivados del THC: aceites, comestibles y cosméticos que llegan hasta 500 variedades distintas para todos los gustos y necesidades.

What?! ¿Una estafa?

Plantas caseras de marihuana. Fotografía: Herb.co

Plantas caseras de marihuana. Fotografía: Herb.co

Sin embargo, pese a la popularidad de estos locales comerciales (de los que en nuestro país hay alrededor de 225), hoy nos enteramos de que el Centro de Análisis de la Dirección de Control de Drogas de Carabineros realizó un informe en el que se estudiaron los productos expendidos por las Grow Shops del país, y que ofrecen, en total, 472 productos que dicen tener cannabis. Los resultados no fueron muy alentadores, según explica Alejandro Molt, vocero del OS-7, quien declaró al diario La Tercera sobre la investigación:

“Se pudo establecer científicamente que ninguno de ellos presenta cannabinoides u otro principio activo que se encuentre regulado por la Ley 20.000. Producto de lo anterior, se pudo descartar que los productos que a diario se comercializan en diferentes puntos de nuestro país tengan dentro de su composición cannabis o marihuana, desmitificando su uso para tratar enfermedades”.

Say what? La directora ejecutiva de Fundación Daya, Ana María Gazmuri, dice que desde el punto de vista médico y terapéutico, lo más probable es que por estos productos haya pasado “un poquito de marihuana, una hoja, pero no tiene las condiciones y características suficientes para responder a las necesidades terapéuticas de los pacientes”, así que muchos de los productos que se venden podrían ser una estafa a los consumidores.

Sin embargo, la planta que tenemos en la sala de nuestra casa cuenta otra historia.

Conoce a tu dealer legal

Una de las muchas grow shops en Chile. Fotografía. LaMarihuana.com

Una de las muchas grow shops en Chile. Fotografía. LaMarihuana.com

Que no cunda el pánico: Gazmurri también dice que es peligrosa la generalización, pues hay gente conocedora y con experiencia que hace una gama de productos de primera calidad, y aunque no sean las famosas Hermanas del Weed que trabajan en California, los expertos saben qué están sembrando en sus casas y qué están consumiendo. Así que el secreto es simple: confiar en las tiendas que hayan demostrado vender productos de calidad.

Lo ideal es que dentro de poco este tipo de locales cuenten con su propia legislación para que puedan regularse y ofrezcan a sus clientes productos de primera línea y que exista el control para que no tengamos que encontrarnos con placebos sin THC, que es al final la sustancia de la que se benefician no sólo los consumidores recreacionales, sino aquellos que buscan la marihuana por motivos medicinales.

Por los momentos, estamos seguros que las Grow Shops continuarán en aumento, pues la demanda parece crecer cada día más, en especial cuando puedes tener tus propias plantas legales en casa. Y en un mercado tan amplio, es posible que siempre haya alguien que quiera ganar dinero ofreciendo productos de baja calidad. Así que en esta continencia en donde el cannabis forma parte del mercado de la oferta y la demanda, lo mejor es ser un consumidor informado: búscate a un buen amigo que sepa orientarte para no terminar adquiriendo productor ilegítimos, o mantén tu propia planta en casa y únete al mundo DIY para crear tus propios productos. Quién sabe, quizás termines convertido en el próximo emprendedor del weed.

Despues de leer, ¿qué te pareció?