El día de ayer se realizó la primera gran entrega de premios del año 2018, los Golden Globes, que estuvo repleta de discursos de aceptación emocionales, un millón de referencias a la conversación en curso de Hollywood sobre el acoso sexual y, por supuesto, Oprah. Los Golden Globes de este año, con sus mensajes políticos en este mundo post-Weinstein, fueron un espectáculo de premios como ningún otro.

Una audiencia vestida casi totalmente de negro en protesta por los movimientos #MeToo y #TimesUp fueron el telón de fondo para una ceremonia en la que hubo momentos en los que más que los galardones, importaron las declaraciones en el podio o fuera de él, y en donde en más de una oportunidad vimos a figuras femeninas del entretenimiento empoderadas y furiosas, y al parecer sin ganas de dejar pasar un incidente más de abuso.

Irónicamente, algunos de los ganadores masculinos lograron premios por interpretar a personajes que representaban al mismísimo espíritu de opresión, sexismo, misoginia y racismo que la noche denunciaba, y otros, llevando puestos pines de #TimesUp y haciéndose pasar por aliados del movimiento feminista, incluso tienen pasados conocidos de violencia doméstica, historias de seducción a menores de edad a través de Instagram, o incluso de violación, pero fueron igualmente celebrados, así que vestirse de negro y escribir hashtags no hizo mucha diferencia a la hora de entregar premios o hacer homenajes.

Sin embargo, vale la pena destacar algunos momentos de la ceremonia de premiación, que aunque imperfecto, valió la pena ver durante casi tres apresuradas horas.

1. El candente monólogo de apertura

El ex integrante de la tropa de SNL convertido ahora en animador de su propio show de late night, Seth Meyers, hizo un buen trabajo con su monólogo al comienzo del espectáculo, durante el cual le lanzó cuchillo tras cuchillo a los depredadores sexuales Harvey Weinstein y Kevin Spacey, aunque realmente atacó de manera divertida a todos los hombres con chistes como este:

“Me alegré de escuchar que van a hacer otra temporada de House of Cards. ¿Christopher Plummer también estará disponible para eso? Espero que pueda hacer un acento sureño porque Kevin Spacey no podía”.

Uno de sus mejores momentos fue decir que dentro de 20 años el mayor logro de Harvey Weinstein sería convertirse en el primer abucheado del segmento In Memoriam de los Oscars. Muchos se sorprendieron de la crudeza del chiste, pero en alguna parte, Rose McGowan seguro se carcajeaba.

2. Las celebridades lanzaron bombas en la alfombra roja

Este año, el canal de cable E! decidió hacer unos cambios en su cobertura de alfombra roja, preguntando a las celebridades por que estaban vestidas de negro en vez de quién había diseñado sus outfits, aunque la verdad no entendemos por qué no pudieron preguntar ambas cosas. Al final, no hay nada de malo en darle crédito a los diseñadores: la moda no tiene la culpa de que Weinstein exista.

Otra de las cosas que hizo E! hace un par de semanas fue no aumentarle el sueldo a su corresponsal de E! News, Catt Sadler, quien descubrió que sólo ganaba la mitad del sueldo de su compañero masculino, y al tener una negativa del canal, decidió renunciar y denunciarlos. Las celebridades entrevistadas ayer por Giuliana Rancic y Ryan Seacrest, entre las cuales se encontraron Debra Messing, Eva Longoria y Sarah Jessica Parker, le lanzaron una bomba en vivo a los entrevistadores. Messing comentó estar sorprendida de que en E! no creyeran en pagarle a las anfitrionas femeninas lo mismo que a los masculinos. Fue incómodo y malditamente genial.

3. Una Mujer Fantástica se quedó con las ganas

Aunque desde Chile y el resto de Latinoamérica esperábamos que la críticamente clamada película de Sebastián Lelio y protagonizada por Daniela Vega pudiera lograr el Globo de Oro como Mejor Película Extranjera, el honor terminó recayendo en el filme alemán In The Fade, protagonizada por Diane Kruger. Nos tocará esperar hasta el próximo 23 de enero para saber si habrá una nueva oportunidad en los Oscars.

4. James Franco bloqueándole el podio a Tommy Wiseau

Si somos honestos, robaron a Daniel Kaluuya por su increíble interpretación en Get Out. Pero ninguna entrega de premios es tal sin entregar algún galardón a alguien fuera de nuestra quiniela, y uno de los momentos más incómodos de la noche fue cuando James Franco recibía el Globo de Oro por The Disaster Artist, la película inspirada en uno de los peore filmes de la historia: The Room.

Como reconocimiento, Franco llamó al escenario a Tommy Wiseau, el director/escritor/actor/productor en el que se inspiró para la película, pero antes de que llegara al podium, no sólo lo bloqueó para que ni se acercara al micrófono, sino que también tuvo las agallas de imitarlo frente a la audiencia, para la mirada incrédula de Hugh Jackman, entre otros. Tal vez sintió que Tommy iba a hacerle una movida a lo Kanye West, pero, ¿le costaba tanto compartir el micrófono con la persona gracias a la cual había ganado un Globo de Oro? Meh. Queremos saber más bien qué le hizo a Ally Sheedy que terminó sacándola de la industria.

5. Frances McDormand quitando la cámara del medio

La ganadora como Mejor Actriz Dramática por su increíble performance en Three Billboards Ouside Ebbing, Missouri tuvo una noche notable: además de ofrecerle unos tragos en el bar a sus contendientes de categoría (“¡el tequila va por mi cuenta!”) uno de los mejores momentos de la noche fue Frances, completamente fastidiada por las cámaras de la transmisión, quienes insistían en capturarla mientras su compañero de elenco, Sam Rockwell, recibía el galardón de Mejor Actor Secundario. Su reacción fue un silencioso “¡Quítate del medio!” que merece convertirse en meme.

6. ¡Oprah!

El mejor momento de la noche estuvo sin duda alguna a cargo de Oprah Winfrey, quien recibió el premio especial Cecil B. DeMille por su trayectoria en el mundo del entretenimiento. Reese Witherspoon la presentó, preguntándole a la audiencia “¿Qué tiene Oprah que la hace tan extraordinaria?”, y no pasó mucho tiempo para que supiéramos por qué. Con un discurso poderoso en el que habló de figuras afroamericanas como Sidney Poitier, Recy Taylor y Rosa Parks, y en el que destacó el increíble poder de las mujeres:

“Quiero que todas las mujeres que vean esto sepan que un nuevo día está en el horizonte, y cuando ese nuevo día finalmente amanezca, será debido a muchas mujeres magníficas, muchas de las cuales están aquí en esta sala esta noche, y a tantos hombres fenomenales que luchan con fuerza para asegurarse de que se conviertan en los líderes que nos llevarán a un momento en el que nadie tenga que que decir #MeToo”.

El discurso fue tan increíble, que parece que se lanzará como aspirante a la presidencia de los Estados Unidos en el 2020.

7. “…y aquí están los nominados exclusivamente masculinos”

Si hubo un momento que pudo calificarse como el mic drop de la noche, fue cuando Natalie Portman hizo una gran pero sutil crítica sutil al problema del sexismo de Hollywood al presentar el premio al Mejor Director junto a Ron Howard. Justo antes de que Guillermo del Toro se llevara el premio por The Shape of Water, presentó a los contendientes con la frase “…y aquí están todos los nominados exclusivamente masculinos”. Aunque Lady Bird se llevó el galardón de Mejor Película Musical o Comedia y Saoirse Ronan el de mejor actriz en la misma categoría, la directora Greta Gerwig no estuvo nominada. WTF?

Despues de leer, ¿qué te pareció?