Love1

Con el Festival de Cannes 2015 como plataforma, el director argentino Gaspar Noé ha despertado críticas muy diversas de la comunidad cinéfila con su último trabajo, el cual llegó a las salas latinoamericanas a finales de año y que aún sigue siendo proyectada en algunos países. Ya el director había dado de que hablar en 2002 con su cinta Irreversible, en la que se muestra una escena de violación protagonizada por la famosa Monica Bellucci.

En Love se narra una historia de manera no lineal (similar al estilo de Irreversible) en la cual Murphy (Karl Glusman) nos cuenta a través de un monólogo mental lleno de flashbacks emocionales y vertiginosos, sobre su romance porno-pasional con Electra (Aomi Muyock) una joven estudiante de arte en París.

Love Gaspar Noe

Desde la primera secuencia, posterior a un opening que carece de censura alguna, Gaspar nos adentra en un viaje en el cual su personaje principal parece sufrir una resaca de amor; Murphy se encuentra en cama, despertando de un sueño o recuerdo húmedo digno de una mañana lujuriosa, para luego chocarse con la realidad y recibir una llamada que iniciará una narrativa con vaivenes temporales y transiciones que parecen simular el parpadear de los ojos del espectador.

Love está llena de planos secuencia de sexo y excesos, llevados a la pantalla con una fotografía en la que predominan colores cálidos y escenarios cotidianos de una vida despreocupada ambientados con música instrumental. Las escenas de sexo son reales y explícitas, pero cuidando cierta estética visual que evita catalogar a la película como una vulgar porno. No obstante, para algunos críticos especializados, a Gaspar se le fue un poco de las manos al concentrarse en dichas tomas más que en el contenido emocional de la historia.

LoveBanner

Un dato curioso, para el morbo de muchos, es que Love fue rodada en 3D, lo cual termina siendo aún más polémico. Aunque fácilmente el director podría excusarse diciendo que, después de todo, el sexo es parte (y full importante) del amor, ¿o no?

Despues de leer, ¿qué te pareció?