Espera un poco!

No tienes nada aún.

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives

Fiscalía chilena investiga a 158 personas por abusos sexuales en la iglesia: ¿Por qué esperaron 60 años?

El obispo chileno Juan Barros durante la misa celebrada durante la visita del Papa Francisco a Chile a principios de este año. Fotografía: AP
Words mor.bo

Para nadie es un secreto que los casos de abusos sexuales han conmocionado desde hace hace un buen tiempo el seno de la Iglesia católica chilena: prueba de ello es el caso del obispo Juan Barros, a quien el Papa Francisco nombró en el cargo y defendió hasta último momento, a pesar de ser uno de los cuatro obispos que protegieron al párroco Fernando Karadima, acusado de múltiples casos de pedofilia.

Durante su visita a Chile, el Sumo Pontífice incluso continuó su defensa del obispo, algo que generó una polémica tal que el Vaticano debió enviar un equipo de investigadores al país para evaluar la gravedad del caso, y como resultado, el pasado junio el papa aceptó las renuncias de cinco obispos, después de que 34 miembros de la Conferencia Episcopal de Chile le ofrecieran sus cargos tras ser citados.

Pero las cosas no se quedaron allí: esta semana, la Fiscalía de Chile decidió publicar un informe que revela que el escándalo de los abusos sexuales en la Iglesia Católica chilena es mucho más profundo de lo que inicialmente se pensaba, pues en la actualidad las autoridades se encuentran investigando a 158 personas involucradas en estos casos, entre quienes se incluyen obispos, sacerdotes y laicos vinculados a distintas diócesis.

De acuerdo con el reporte, la investigación hace referencia a 144 causas abiertas sobre hechos ocurridos desde el año 2000 hasta la fecha, lo que da un total de 266 víctimas en total, de las cuales 178 son niños, niñas y adolescentes. Además de estos casos hay otros más antiguos, incluido desde el año 1960 que aún no se han resuelto. De las personas investigadas, 74 estarían clasificados por la Fiscalía como obispos, sacerdotes o diáconos diocesanos que no pertenecen a ninguna congregación, mientras que otros 65 obispos, sacerdotes o diáconos sí pertenecerían a ellas.

Todas las regiones de Chile reportaron al menos un caso de abuso sexual, concentrándose la mayor cantidad en las regiones con mayor población, como las regiones Metropolitana, Bio Bío y Valparaíso.

Según el fiscal Luis Torres, jefe de la unidad de delitos sexuales, la gran mayoría de los casos denunciados corresponden a delitos sexuales cometidos por sacerdotes, párrocos o personas vinculadas a establecimientos educacionales, y agregó que incluyen actos de “encubrimiento u obstrucción a la investigación contra superiores de congregaciones u obispos a cargo de una determinada diócesis”.

Por su parte, el vocero de la Conferencia Episcopal chilena, Jaime Coiro, calificó como una traición y contradicción al interior de la Iglesia que hubiese tantos perpetradores de crímenes sexuales en la cúpula católica chilena:

“Estamos ante la expresión en cifras de una realidad que así como avergüenza al Papa también nos avergüenza a nosotros. Esta cifra de víctimas nos estremece”.

La fiscalía aprovechó la oportunidad para anunciar un protocolo para que se lleven a cabo todas las investigaciones ligadas a abusos sexuales, por lo que el fiscal nacional recomendó a todos los fiscales regionales la designación de un fiscal preferente para la investigación de estos casos o en su defecto, una contraparte regional para facilitar la investigación de los mismos. Adicionalmente, se le solicitará al Vaticano más antecedentes de los acusados en caso de ser necesario.

La gran pregunta es ¿por qué se esperó tanto tiempo para hacer justicia? Parece que el poder encubridor de la iglesia ha tratado de ocultar todos estos casos durante demasiado tiempo, con un modus operandi que siempre ha consistido en la reubicación de los “sospechosos” a otro lugar en donde puedan hacer más daño de manera impune. Esperamos que en esta oportunidad, las investigaciones arrojen resultados que signifiquen justicia para las víctimas que han sido silenciadas por tanto tiempo, y que de una vez por todas todos esos violadores paguen por sus acciones.

Ojalá más nunca haya que esperar 60 años por justicia.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 1
    Me gustó
  • Me prendió
  • Lo amé
  • 4
    Me deprime
  • 1
    WTF!
  • 1
    Me confunde
Canvas SALE!

MOR.BO × Lin Zhipeng

$6.000 $5.100

¿Podrías estar sufriendo de anorexia sexual sin saberlo? Los adictos al sexo se “sobrealimentan” a través de la promiscuidad o el comportamiento de alto riesgo, los anoréxicos sexuales se “mueren de hambre”, negándose a sí mismos el placer de las relaciones, las citas, el amor y una conexión genuina con los demás. + More