Este viernes 25 de noviembre falleció a los 90 años de edad una de las figuras políticas más controversiales de la historia moderna: Fidel Castro. Mientras algunos reportes de medios de comunicación cuentan que en la pequeña Habana en Miami las celebraciones de los exiliados cubanos no se han hecho esperar y Donald Trump escribió en su cuenta de Twitter de manera alegre “Fidel Castro is dead!”, otros líderes mundiales como Justin Trudeau de Canadá y Vladimir Putin de Rusia han enviado mensajes de condolencia a Cuba por haber perdido a uno de los líderes revolucionarios más influyentes de los últimos 100 años.

Desde su ascenso al poder en el año 1959, Castro fue reconocido por sus seguidores como una fuerza socialista, anti-imperialista cuyo régimen aseguró que Cuba se liberara del poder norteamericano. Sin embargo, para sis detractores esto significó un embargo económico que sumió a la isla caribeña en una crisis económica sin precedentes, con innumerables violaciones de derechos humanos y familias separadas por el exilio. Aún así, fue ejemplo de líderes latinoamericanos como Evo Morales y Hugo Chávez, así como del presidente Nelson Mandela.

Durante el anuncio de su muerte esta mañana, oficiales cubanos relataban que durante los últimos 50 años, Castro había sobrevivido a más de 600 atentados contra su muerte. Obviamente, es un número imposible de confirmar, pero han habido libros y documentales que han registrado algunas de las más bizarras intentonas de magnicidio que el líder cubano superó sin problema. El mismo Fidel decía que si sobrevivir a intentos de asesinato fuese un deporte olímpico, él tendría la medalla de oro.

Hoy recordamos algunas de esos planes fracasados, que hacen ver gran parte de la historia como un capítulo entre el coyote y el correcaminos de los dibujos animados:

1. Método: un tabaco explosivo

Fidel Castro

Fotografía: Archivo/Rex

En 1967 surgieron reportes de que durante una visita a la sede de las Naciones unidas en Nueva York, la CIA le había pedido a un inspector de la policía de la ciudad llamado Michael J. Murphy que reclutara a un oficial cubano para que Castro se fumara un tabaco explosivo. Aunque hasta lograron crear el letal objeto, el infiltrado fue descubierto antes de que el mandatario estuviera en peligro.

2. Método: una Mata Hari caribeña

Marita Lorenz y Fidel Castro

Fotografía: Archivo/Antena 3

A mediados de los 60, ala CIA logró convencer a la entonces amante de Castro, Marita Lorenz, de que lo envenenara con unas cápsulas de cianuro escondidas en su crema para el rosto. Fidel la descubrió y le dio su revolver para que lo matara en el acto si es lo que quería, pero los sentimientos de Lorenz fueron más fuertes que el deseo de cometer asesinato.

3. Método: una merengada de chocolate

Fidel Castro

Fotografía: Archivo/Getty

Castro era gran fanático de las merengadas que se hacían en el Hotel Habana Libre, antes conocido como el majestuoso Hilton. En 1963, un infiltrado en la cocina casi logra envenenar una de las malteadas del presidente cubano, pero cuando iba a vertir el veneno, se dio cuenta de que la cápsula se había adherido al fondo del congelador, dejándola inservible.

4. Método: un traje de buzo tóxico

Fidel Castro

Fotografía: Archivo/Getty

Luego de la invasión de Bahía de Cochinos en 1961, Castro había puesto en prisión más de 1000 agentes de la CIA, y para negociar su liberación, el abogado estadounidense James B. Donovan pasó varios meses con él. La agencia le mandó un traje de buzo lleno de bacterias de botulismo y tuberculosis que le debía regalar al presidente (Fidel era fanático del buceo), pero Donovan confesó que ya le había regalado uno por su propia iniciativa.

5. Método: un caracol atómico

Fidel Castro

Fotografía: Taschen

Dada la afición de Castro por los deportes marítimos y el buceo, algunos documentos clasificados y liberados en el 2007 revelaron que la CIA planeó esconder una potente bomba dentro de una gran concha de caracol que estaría pintada con colores llamativos y plantada en el lecho marino para que Fidel se sintiera atraído a ella y al acercarse detonada; pero resultó ser muy arriesgado, poco práctico y había riesgo de que los oficiales encubiertos también murieran en el hecho.

6. Método: ataque de la mafia

Fidel Castro y Mohammad Ali

Fotografía: Archivo/Esquire

Luego de ascender al poder, Castro expropió todos los hoteles, casinos y clubes de la isla, y la mafia perdió muchos negocios en Cuba, cosa que no le iban a personar. Como retaliación, se asociaron con agentes encubiertos de la CIA para asesinar al presidente con planes que pasaron desde las emboscadas armadas, granadas a la residencia del mandatario hasta comida envenenada, pero luego de más de 20 intentos fallidos, desistieron.

7. Método: complot en Panamá

Fidel Castro

Fotrografía: AP

Los atentados contra Castro no quedaron en los 60: el más reciente fue durante la Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno realizada en Panamá en el 2000, donde el presidente cubano denunció a Luis Posada Carriles (ya acusado de varios crímenes en Cuba) por introducir armas y explosivos en Panamá para asesinarlo. Si bien Carriles fue encontrado y arrestado, fue liberado poco después de terminada la cumbre.

Despues de leer, ¿qué te pareció?