Hoy en la ciudad inglesa de Leeds falleció a los 91 años Zygmunt Bauman, uno de los filósofos y sociólogos europeos más prominentes de las últimas décadas, quien exploró la fluidez de la identidad en el mundo moderno, así como el Holocausto, el consumismo y el fenómeno de la globalización.

Conocido por su acercamiento teórico que combinaba la filosofía junto a otras disciplinas, Bauman fue un vocero de los desposeídos en un mundo dominado por el capitalismo y la globalización, y su foco siempre estuvo centrado en cómo los seres humanos podían vivir de manera digna tomando decisiones éticas.

En la década de los 90, Bauman acuñó el término “modernidad líquida” para describir un mundo contemporáneo con tal flujo que los individuos terminaban sintiéndose sin raíces y sin marcos de referencia cultural. En sus libros Liquid Times y Liquid Modernity, habló sobre la fragilidad de la conexión humana en estos tiempos y la inseguridad que creaba para todos un mundo en constante cambio.

Durante su carrera, Bauman escribió más de 50 libros, siendo uno de los más destacados Modernity and the Holocaust, de 1989, en el que difirió de muchos expertos que hablaban del Holocausto como una ruptura en la modernidad. En el trabajo, Bauman explicó que veía el genocidio de los judíos como el resultado de los pilares de la modernidad, tales como la industrialización y la burocracia.

Según informa la Agencia AP, la esposa de Bauman informó a sus amigos de la muerte del filósofo diciendo que había partido a la “eternidad líquida”.

Despues de leer, ¿qué te pareció?