El fotógrafo británico Ewen Spencer creció en Newcastle siendo un fanático del soul norteño, así que de una manera u otra siempre se sintió atraído por esas culturas musicales del underground que se alejan un poco del Top 40. Para Spencer, cualquier buena subcultura tiene su propio vocabulario, su propia lingüística, y aunque parezca imposible, es posible resumirlas en una sola imagen. ¿Qué dicen las personas? ¿Qué pasa en el fondo de la foto? Esas siempre resultan ser sus mejores capturas, pues los humanos somos criaturas curiosas, y amamos una buena historia.

Eso es justamente lo que este artista comenzó a hacer a finales de los 90 luego de estudiar fotografía en una universidad de Newcastle. Salir e indagar cuál era la movida musical. Poco después, fue comisionado por la revista The Face para hacer un proyecto sobre los adolescentes del Reino Unido, así que comenzó a infiltrarse a ver en qué estaban involucrados. Comenzó a trabajar con el productor, músico y rapero Mike Skinner, quien lo fue guiando por los rincones oscuros de Londres, en donde terminó naciendo el grime.

Estas fotografías son el resultado de muchas noches sin dormir, cuando un rave en un callejón era el lugar de nacimiento de un nuevo género, y cuando no dependíamos de la Internet para saber qué estaba de moda. Según cuenta Ewen, todavía continúa en la búsqueda de esas escenas musicales más oscuras, esas que no han sido pervertidas por la popularidad. Y aunque ahora es más difícil encontrarlas, eso sólo quiere decir que debe investigar un poco más hasta que la puerta adecuada se abra y un grupo de jóvenes pioneros le señalen el camino.

Music Subcultures

Fotografía: Ewen Spencer

Music Subcultures

Fotografía: Ewen Spencer

Music Subcultures

Fotografía: Ewen Spencer

Music Subcultures

Fotografía: Ewen Spencer

Music Subcultures

Fotografía: Ewen Spencer

Music Subcultures

Fotografía: Ewen Spencer

Music Subcultures

Fotografía: Ewen Spencer

Despues de leer, ¿qué te pareció?