Espera un poco!

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Film / TV

Estudio: Gastamos 18 minutos al día decidiendo qué vamos a ver en Netflix

Fotografía: Netflix
Words mor.bo

A todos nos ha pasado: estamos en casa y es tarde, pero no tan tarde como para irnos a dormir, y estamos aburridos, así que abrimos el menú de Netflix para explorar qué podemos ver. Y comienza el dilema, pues queremos ver esa película nueva de Paul Rudd, pero también la temporada nueva de Orange is the New Black antes de que alguien nos diga un spoiler. ¡Ah! ¿Y qué tal ese film que nunca viste cuando estuvo nominado a los Oscars? Puede ser… Oh no, aún ni siquiera has comenzado a ver Breaking Bad. Eso sin hablar de todos los shows que tus amigos te han recomendado en sus Flixtapes. Y así de fácil gastas casi 20 minutos de tu vida todos los días.

Pues no hay que sentirse mal, pues de acuerdo a un estudio realizado por Reelgood y Learndipity Data Insights, los la mayoría de los usuarios de Netflix se pasan un promedio de 18 minutos decidiendo qué ver, casi el doble de lo que gasta un televidente de televisión por cable. Los fans de la plataforma de streaming también ven más programas de entretenimiento todos los días, pero en menos cantidad que los que ven cable, lo cual tiene sentido si tomamos en cuenta que el estilo de Netflix nos permite ver varias horas de tv en una sola sesión. Como dato adicional, los usuarios de Netflix confían más en las recomendaciones de sus amigos, y las parejas discuten más sobre qué show van a ver juntos.

Así que la próxima vez, dediquemos el resto de nuestro tiempo para decidir qué es lo que queremos ver antes de abrir el menú de Netflix, así nos estaremos ahorrando tiem… oh. Mejor nos gastamos los 18 minutos.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 1
    Me gustó
  • 1
    Me prendió
  • Lo amé
  • Me deprime
  • 2
    WTF!
  • Me confunde
Canvas

MOR.BO × Lin Zhipeng

CLP $6.000

¿Podrías estar sufriendo de anorexia sexual sin saberlo? Los adictos al sexo se “sobrealimentan” a través de la promiscuidad o el comportamiento de alto riesgo, los anoréxicos sexuales se “mueren de hambre”, negándose a sí mismos el placer de las relaciones, las citas, el amor y una conexión genuina con los demás. More