Con el 1° de octubre, llegó una jornada polémica en España: Pese a las prohibiciones del Tribunal Constitucional por declarar este referédum como ilegal e ir contra las leyes de España y al decomiso de material electoral días atrás, el día de hoy salieron a las calles miles de catalanes a votar en lo que se ha vuelto un referéndum caótico que sirve como consulta a su población por la independencia de Cataluña. Esta mañana, los votantes desafiaron a la policía, quienes han secuestrado boletas de votación y se encuentra rodeando los colegios para impedir el proceso, ocasionando violentos enfrentamientos contra la población que desea ejercer su derecho al voto así sea de manera informal.

De acuerdo con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, el número de heridos asciende a 460 personas, y exigió a través de los medios de comunicación y redes sociales el fin inmediato de las cargas policiales contra la población indefensa:

La votación se desarrolla en un clima creciente de tensión en algunos de los 2.315 colegios previstos por el gobierno regional catalán para la votación, en lugares como Barcelona o la comarca del Ampurdán, en el norte de Cataluña, pese a la gran cantidad de fallas informáticas que dificultaban el proceso. En otros, las fuerzas de seguridad impedían la votación incautando urnas y papeletas en medio de escenas caóticas y violencia policial, con una población incluso de la tercera edad siendo papeada por fuerzas del orden público en centros electorales tal como la población de Cataluña compartió en impactantes videos a través de redes sociales:

La policía española utilizó bastones y balas de goma para retirar a las personas de las mesas de votación de la región, mientras miles de personas hacían colas de hasta cinco horas para votar por la independencia de la región. La mayoría de los enfrentamientos se registraron en Barcelona, ​la capital, y otros distritos, mientras que la policía tomaba las urnas y se abrió camino para impedir las elecciones en los centros de votación.

El dirigente regional de Cataluña, Carles Puigdemont, acusó a las autoridades españolas de utilizar la violencia “injustificada, desproporcionada e irresponsable” en su represión contra el referéndum de independencia de la región. Sin embargo, la vice-primera ministra española, Soraya Saenz de Santamaría, elogió las acciones de la policía española en la prevención del referéndum de independencia:

“Esta consulta inconstitucional, antidemocrática y contraria a la convivencia no podía celebrarse ni se ha celebrado. El Estado de Derecho ha funcionado y la fuerza policial ha cumplido con las órdenes de la justicia. Han actuado con profesionalidad y de manera proporcionada. Siempre han tratado de proteger los derechos y libertades”.

¿Habrá visto los videos? Hmm. Según la vicepresidenta, el referéndum, que siempre fue ilegal, se demuestra ya como “no realizable” por carecer de cualquier apariencia de consulta homologable o “requisito práctico” para hacerlo gracias a las acciones de la Policía Nacional y la Guardia Civil contra el dispositivo de recuento, ya que a estas horas han bloqueado la mayoría de los colegios previstos para la votación por los independentistas. Saenz también criticó la “absoluta irresponsabilidad” del gobierno regional catalán en la celebración de la votación, que había sido compensada por la “profesionalidad” de las fuerzas de seguridad españolas.

Según han informado a EFE fuentes policiales, los Mossos d’Esquadra han podido acreditar hasta las 14:00 horas (hora local española) que se habían cerrado 207 colegios, siguiendo la orden del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, y la Generalitat ha decidido que no alargará la votación más allá de las ocho de la noche. El plazo solo se prolongará para aquellos que estén ya esperando para entrar en colegios, de acuerdo con Jordi Turull i Negre, portavoz de la presidencia de la Generalitat Catalana, quien sin embargo se mostró optimista acerca de los resultados:

“Lo que está haciendo la policía es un auténtico escándalo, una salvajada. El Estado español se ha situado en una situación muy compleja ante el mundo. El día y el recuento será largo. Podemos intuir que esta noche nos podremos contar por millones”.

Diversas autoridades internacionales han reaccionado ante la violencia policial desembocada hoy, pidiéndole al gobierno Español que haga un cese de las acciones violentas. Entre ellos se encuentra el primer ministro belga, Charles Michel, y el líder del partido laborista británico, Jeremy Corbyn, quien incluso pidió a través de su cuenta de Twitter que se detuviera la violencia.

La autoridad británica además hizo un llamado a la primera ministra del Reino Unido, Theresa May, para que “apele directamente a Rajoy para que termine con la violencia policial en Cataluña y encuentre una solución política a esta crisis constitucional”.

Por su parte, el líder de los liberales del Parlamento Europeo, Guy Verhofstadt, publicó a través de su cuenta de Facebook una declaración que condenaba lo ocurrido en Cataluña el día de hoy:

“En la Unión Europea tratamos de encontrar soluciones a través del diálogo político y con respeto al orden constitución, como queda reflejado en los tratados, especialmente en el artículo 4. Es hora de bajar la escalada. El camino a seguir solo puede ser una solución negociada en la que estén involucrados, respetando el orden constitucional y legal en el país, todos los partidos políticos, incluida la oposición en el Parlamento catalán”.

En estos momentos ya se lleva a cabo una concentración en Puerta del Sol en Madrid, en donde aparentemente ya se encuentran grupos a favor y en contra del referéndum en una protesta, que ya está siendo intervenida por las autoridades policiales:

Se espera que la votación en los centros que aún no han sido intervenidos por la policía continúe hasta las 20:00 horas (hora local de España) y que las autoridades ofrezcan las cifras del referéndum, que aunque no tuvo controles formales ni fue oficial para las autoridades españolas, den al menos un indicio de las intenciones independentistas de la región en un conflicto que parece complicarse cada vez más.

Despues de leer, ¿qué te pareció?