Espera un poco!

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Music Perspectives

Es momento de dejar de culpar a Ariana Grande por la muerte de Mac Miller

Mac Miller y Ariana Grande. Fotografía: Instagram
Words Mirangie Alayon

La noticia de la muerte del rapero Mac Miller, quien aparentemente falleció a causa de una sobre dosis accidental el pasado viernes, fue sin duda algo trágico para el mundo de la música, sus colegas, y sobre todo para su familia, amigos y fans. Sin embargo, muchos sospechábamos que la conversación acerca de su sorpresivo fallecimiento tendría una nueva dimensión debido a que Miller había sido pareja de la cantante Ariana Grande, una relación que terminó a principios del 2018 luego de un par de años.

Apenas se supo la noticia, Mac Miller era trending topic en todas las redes sociales. Después de él, el nombre más mencionado era el de Ariana, quien comenzó a recibir una oleada de acoso y acusaciones de una buena parte de los fanáticos de Miller, culpándola por la muerte del artista. Como todos sabemos, poco después del rompimiento entre ambos, Grande comenzó a salir con el comediante Pete Davidson, con quien se comprometió poco después.

La mayoría de los comentarios decían que por culpa de Ariana, Mac nunca pudo superar sus adicciones. Que tener una relación tan pronto después de terminar con él había hecho que empeorara. Que era una desconsiderada y una desgraciada por haberlo dejado atrás. La cantante debió desactivar los comentarios de su cuenta de Instagram para dejar de recibir tantos mensajes de odio en un momento personal devastador.

Esta no es la primera vez que la misoginia y el sexismo hicieron de Ariana la responsable del comportamiento de Miller. Cuando meses atrás el rapero sufrió un accidente por estar bajo los efectos del alcohol y las drogas, los tabloides apuntaron a ella como la principal responsable. Incluso respondió a un tweet que se viralizó con esta misma narrativa, diciendo, “No soy niñera ni madre, y ninguna mujer debería sentir que debe serlo. Avergonzar o culpar a una mujer por la incapacidad de un hombre de tener su vida en orden es un problema. Me he preocupado por él y he intentado apoyar su sobriedad. Por supuesto que no compartí lo difícil o aterrador que era mientras sucedía, pero lo fue. Continuaré rezando desde el fondo de mi corazón para que encuentre una solución y cualquier otra mujer en mi posición también lo haga”.

El día de ayer, uno de los amigos más cercanos de Mac Miller, Shane Power, incluso le respondió a los críticos de Ariana Grande, alegando que “no pudo haber nadie que lo apoyara más” que ella. En su podcast The Shane Show, dijo que Miller había luchado durante muchos años con el alcohol y el abuso de sustancias, y que Grande fue “una fuerza increíblemente estabilizadora” en su vida. Powers, que creció cerca de Miller mientras vivían en Los Ángeles, dijo que aunque nunca fue amigo de Ariana, fue “increíble” cuando Miller estaba tratando de mantenerse sobrio.

“Él tenía muchas cosas buenas en la vida. Cuando Ariana y él estuvieron juntos estaban muy enamorados, y tengo que decir que fue increíble cuando trató de mantenerse sobrio por primera vez. No podía haber nadie que lo apoyara más en su sobriedad que Ariana. Vi eso, estuve cerca, recibí llamadas telefónicas de ella: ‘¿Cómo lo ayudo? ¿Qué hago?’ Esa muchachita pequeña se involucró de manera increíble y útil para que él se mantuviera sano. Si hubiese sido adicto o no, la forma en que la que Mac consumía no era saludable. Seamos muy claros al respecto”.

Parece que cada vez que un hombres con problemas cae de su pedestal, sus fanáticos buscan a alguien a quien culpar, y las mujeres siempre han sido un blanco fácil: hoy en día aún hay personas que siguen culpando a Yoko Ono de separar a The Beatles. Se las acusa de ser malas influencias, de ser demasiado fuertes en sus opiniones, que solo quieren dinero y que son egoístas, o que no son cariñosas ni aman lo suficiente. Tienen que ser madres, cuidadoras, enfermeras, silenciosas y sacrificadas, incluso en relaciones tóxicas, como Ariana ha dicho que fue la suya con Miller.

Cuando se conoció que Demi Lovato había sido llevada a un hospital por una sobredosis accidental de la que afortunadamente se recuperó, los comentarios en redes sociales decían que todo era su culpa, pues había sido su elección como una mujer adulta consumir drogas, así que debía asumir las consecuencias. Cuando las consecuencias le costaron la vida a Mac Miller, la culpable es su ex. Porque la culpa no es de las drogas, es de las mujeres.

Cuando Grande finalmente publicó sobre la muerte de Miller, colocó una simple foto en su cuenta de Instagram, sin leyenda, sin comentarios activados. Solo podíamos ver la imagen de un joven mac sentado en el césped con ojos azules y brillantes en un momento de paz junto a alguien que amaba. Su muerte fue una tragedia, sí, pero es el momento de dejar de culpar Ariana Grande por la muerte de Mac Miller.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Ariana Grande (@arianagrande) el

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 11
    Me gustó
  • 1
    Me prendió
  • 27
    Lo amé
  • 5
    Me deprime
  • 3
    WTF!
  • 1
    Me confunde
No gender t-shirt

MOR.BO × Skinitchi

CLP $15.000
Limpiar

Yayoi Kusama acerca del miedo Aunque estemos pasando por un momento oscuro y difícil, estos nos ofrecen una oportunidad de aprender quiénes somos. “La psiquiatría no era tan aceptada en mi juventud como lo es ahora. Tuve que luchar por mi cuenta con lo que me pasaba, con mi ansiedad, sin hablar de las visiones y alucinaciones que a veces me abrumaban”. More