Espera un poco!

No tienes nada aún.

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Style

Elizabeth Hilfiger: La diseñadora de streetwear radical que reinventa el legado de Tommy Hilfiger

Fotografía: Foo and Fooa
Words mor.bo

Cuando eres hija de un gigante de la moda como Tommy Hilfiger, es difícil no terminar interesada en el negocio: eso fue lo que le sucedió  Elizabeth Hilfiger, quien se graduó de la Rhode Island School of Design en el 2015 y el año pasado comenzó su propia marca, llamada Foo and Foo, que aunque se inspira en las siluetas, materiales y estilo que hizo famoso a su padre, es una criatura más millenial y completamente diferente.

Para comenzar, es una marca 100% unisex, con piezas hechas en tonos neutros y clásicos, pero que tienen un twist: los hoodies, las t-shirts y muchos de los accesorios de la firma tienen detalles como tatuajes y piercings, para hacerlas un poco más divertidas. Además, tiene zapatillas deportivas marcadas con Sharpie y camisetas rasgadas, pues adopta las diversas maneras en las que llevamos puesta la ropa para hacer piezas creativas. Por ejemplo, tiene t-shirts con ojales en los hombros que hacen que las mangas se destaquen: así no tienes que subirte las mangas. De igual forma, algunos de sus hoodies tienen perforaciones en la capucha que le permiten a sus usuarios fijarla un poco hacia atrás y así no tapar sus orejas.

“Se trata de mantener las cosas alegres. No tenemos un mantra, pero bien podría ser una frase que está en nuestro website, diviértete y no uses ropa a menos que puedas jugar con ella“.

Elizabeth, que nació en Greenwich en plena NYC, y a diferencia de su famoso padre, no le gusta mucho la ropa preppy y formal: desde siempre ha tenido un estilo streetwear un poco más masculino que desafíe los estereotipos, algo que destila en su naciente firma de ropa que tiene el espíritu de la costa oeste norteamericana sin alejarse de la bohemia neoyorquina.

“Creo que todo esto surgió un poco porque cuando crecía nunca me sentí lo suficientemente delgada o hermosa o femenina como para verme reflejada en la moda que veía, así que poco a poco fue haciéndose obvio que iba que tener que hacer la mía propia, infusionándole un poco de arte independiente”.

Moda DIY

La producción está centrada en la ciudad de los Ángeles, en donde todas las piezas son diseñadas, cortadas, estampadas y cosidas con colaboraciones de diversos artistas urbanos: en el sitio web de Foo and Foo vemos dos colecciones diferentes: Drops, con las colecciones esporádicas de la marca, y Art, una galería en línea de trabajos de vanguardia de artistas emergentes que usualmente se incorporan a los diseños de ropa.

Elizabeth cuenta que su padre la apoya al 100% y le ha inculcado pricipios de sustentabilidad, tan importante en una industria de la moda que deja tantos desechos tóxicos con tintas que terminan en el medio ambiente, y materiales que no son biodegradables. Comenzó enviándole sus primeras piezas a amigos y conocidos, que comenzaron a  popularizarlas en Instagram: siempre había alguien que preguntaba dónde podían comprar los hoodies.

El manifiesto de la marca declara orgullosamente que “Foo ama la ropa, pero realmente no se preocupa por ella”, lo que explicaría por qué Hilfiger ha puesto toda su energía creativa en las colaboraciones estéticas y artísticas de baja calidad de la marca en lugar de competir con marcas similares. Por ahora, está contenta de mantenerla Foo and Foo bajo perfil y “seguir sus instintos”, que es un consejo invaluable que le dio su padre. Aunque hasta ahora la presencia de Foo and Foo es exclusivamente digital, la marca hará su debut en la próxima New York Fashion Week:

“Creo que la ropa masculina es más universal: para los hombres es mucho más difícil usar ropa de mujer que para las mujeres usar ropa masculina. Y siento que funciona. Pero debería haber una semana de la moda no binaria… no entiendo por qué no la hay, hubiese sido la primera en inscribirme”.

La idea de la marca salió del deseo de Elizabeth de fomentar la autoexpresión y la autoaceptación en un mundo que muchas vences nos pone etiquetas por no ser lo suficientemente masculinos, femeninos, delgados o hermosos. Con Foo and Foo, esta joven diseñadora quiere ir cambiando el mundo de la moda poco a poco y desde adentro, y para su fortuna, tiene a un experto como padre.

Fotografía: Foo and Foo

Fotografía: Foo and Foo

Fotografía: Foo and Foo

Fotografía: Foo and Foo

Fotografía: Foo and Foo

Fotografía: Foo and Foo

Fotografía: Foo and Foo

Fotografía: Foo and Foo

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 3
    Me gustó
  • 1
    Me prendió
  • 1
    Lo amé
  • Me deprime
  • 2
    WTF!
  • 2
    Me confunde
Canvas SALE!

MOR.BO × Lin Zhipeng

$6.000 $5.100

Jair Bolsonaro en entrevista con Ellen Page Mujeres trabajadoras, tienen la culpa de que haya tantos gays “Creo que es un asunto de comportamiento. Cuando era joven, en términos de porcentajes, había pocos gays. Con el tiempo, debido a las libertades, a las drogas y a las mujeres trabajando, aumentó bastante el número de homosexuales” + More