Ya hace un año que el actor Anton Yelchin falleció luego de un terrible y fatal accidente, que podemos asegurarles que llegó en el peor momento, pues Yelchin estaba a punto de actuar en una serie de películas que seguramente iban a impulsarlo mucho más en la industria del cine gracias a su talento.

Una de esas películas que rodó antes de morir fue Thoroughbreds, el debut como guionista y director de Cory Finley, que se estrenó a principios de este año en el Festival de Cine de Sundance y recibió muy buenos comentarios gracias a su combinación de géneros: es un thriller de misterio combinado con una comedia negra.

La película narra la historia de Lily y Amanda, dos amigas de la infancia que se reconectan algunos años después: Lily (Anya Taylor-Joy) ahora es una adolescente de clase alta, salida de una elegante escuela de internado y con una codiciada pasantía en su curriculum vitae; mientras que Amanda (Olivia Cooke) ha desarrollado un ingenio agudo y su propia actitud particular que la han hecho una marginado social.

A pesar de que inicialmente parecen estar totalmente en desacuerdo, el par consigue puntos en común gracias al opresor padrastro de Lily, Mark, y a medida que su amistad crece, comienzan a descubrir sus tendencias más destructivas, por lo que terminan contratando a Tim (Yelchin), un chico local que hace de todo un poco (desde reparaciones hasta drogas), y al que le pedirán ayuda para resolver ese pequeño problema del padrastro.

Como se imaginan, necesitarán un arma, y entre juegos de tenis, guantes de látex, una katana colgando de una pared y la limpieza profunda de una alfombra persa, parece que los tres deberán ingeniárselas para salir de este asesinato/aprieto sin que pase nada.

Thoroughreds se estrena el próximo 9 de marzo del 2018, y es cruel tener que esperar seis meses, pues el filme se ve genial. Disfrutemos del trailer a continuación:

Despues de leer, ¿qué te pareció?