it follows film still

Con la ceremonia del Oscar a la vuelta de la esquina, los tópicos de conversación en los medios de comunicación se enfocan al unísono en la maldición milenaria que persigue a Leonardo DiCaprio, la “culpa blanca” que los embarga a todos tras darse cuenta que utilizaron un Pantone nude para elegir a los nominados en categorías actorales y el hecho de que Lady Gaga posiblemente gane un premio de la Academia por una mala canción que no escribió.

Sin embargo, la conversación debería enfocarse en esas joyas subvaloradas del cine, esas que sólo hacen ruido en Tumblr y en blogs independientes especializados. Una centena de películas se realizan al año y llegan sin pena ni gloria a ser transmitidas un domingo en la madrugada en Cinemax; sin un galardón, sin ser aclamadas por las masas, sin ser inspiración para cortos universitarios de bajo presupuesto, pero eso no les resta y en muchos casos, les sobra.

Algunas películas independientes cuentan con suerte, como es el caso de la futurista Ex Machina del debutante Alex Garland o incluso Carol de Todd Haynes, que cuenta con suerte y con la dupla Blanchett-Mara sosteniendo una relación lésbica en pantalla, lo cual siempre ayuda. Sin embargo, la crítica y el público señalan a It Follows como la mejor película independiente del 2015, logrando incluso nominaciones al Festival de Cannes y a los Independent Spirit Awards.

maxresdefault

Dirigida por David Robert Mitchell, It Follows es una pieza surrealista de terror llena de analogías sobre el sexo adolescente, con una estética kitsch que hace alusión al cine de terror de los 70s, al cual se rinde homenaje de alguna manera en este film. Maika Monroe es Jay, una chica que tras tener sexo en una cita, es perseguida por una entidad paranormal que puede adoptar cualquier forma, incluso la de sus seres queridos; para salvar su vida, Jay debe tener sexo con alguien más y así pasarle la maldición a esa persona, cayendo en círculo vicioso de promiscuidad y supervivencia. En resumen, una campaña sobrenatural de concientización sexual.

El uso de tomas de 360° sólo le añade más tensión a este film, el cual destaca entre los miles de remakes de terror cuestionables hechos por los grandes estudios. It Follows ofrece una experiencia de terror clásico que ya no abunda en el cine moderno, contrastando con la ya quemada fórmula de cámara en mano y el recurso del found footage (que dio miedo las primeras 10 veces que se utilizó). Es atípico que una película de terror logre tener un buen guión, actuaciones destacables y una dirección aplaudible, pero esta sin duda lo logra.

Despues de leer, ¿qué te pareció?