Durante los últimos tres años, la firma del español Alejandro Gómez Palomo se ha encargado de convertir la moda masculina en una declaración transgresora: sus colecciones son fantasías de género fluido que llegan a la pasarela como una alucinación opulenta de lujosos brocados y capas de marabú, vestidos de tul, tejidos de organza, tacones y androginia que son tan irresistibles como tentadores.

Para su colección Primavera/Verano 2018, Palomo crea su propio hotel para presentarnos un lookbook surrealista que pareciera estar poblado de habitaciones convertidas en tableaux renacentistas en donde los términos masculinidad y feminidad quedan de lado para simplemente aparecer frente a nuestros ojos como obras de arte.

La fotografía estuvo a cargo de Filip Custic, y como siempre es el caso de Palomo Spain, las imágenes están llenas de una estética sexual que parecen haber salido de un sueño húmedo: sedas, vuelos, plumas, lentejuelas y accesorios de cuero y patente se unen en esta bacanal visual en donde manos salen de cualquier rincón y un baile de máscaras parece ser el preludio inevitable de una noche sin tabúes.

Palomo Spain SS 2018. Fotografía: Filip Custic.

Palomo Spain SS 2018. Fotografía: Filip Custic.

Palomo Spain SS 2018. Fotografía: Filip Custic.

Palomo Spain SS 2018. Fotografía: Filip Custic.

Palomo Spain SS 2018. Fotografía: Filip Custic.

Palomo Spain SS 2018. Fotografía: Filip Custic.

Palomo Spain SS 2018. Fotografía: Filip Custic.

Palomo Spain SS 2018. Fotografía: Filip Custic.

Palomo Spain SS 2018. Fotografía: Filip Custic.

Palomo Spain SS 2018. Fotografía: Filip Custic.

Palomo Spain SS 2018. Fotografía: Filip Custic.

Palomo Spain SS 2018. Fotografía: Filip Custic.

Palomo Spain SS 2018. Fotografía: Filip Custic.

Palomo Spain SS 2018. Fotografía: Filip Custic.

Despues de leer, ¿qué te pareció?