Espera un poco!

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives Pride

El género X, la nueva frontera de identidad no binaria

Fotografía: New York Times
Words mor.bo

Revisando las noticias de finales (y principios) de año nos encontramos con una bastante positiva: a partir del 1° de enero del 2019, la ciudad de Nueva York se convirtió oficialmente en el lugar más reciente en el que sus ciudadanos pueden identificarse con una preferencia de género no binario, es decir, con la opción de “género X” en sus certificados de nacimiento.

Esto quiere decir que quienes lo deseen, pueden cambiar sus certificados de nacimiento para reflejar su identidad de género más allá de la concepción binaria de hombre o de mujer, y que ahora los padres pueden elegir “X” para sus bebés recién nacidos. Este cambio además, reemplaza una ley anterior con la que las personas debían presentar documentación aprobada por un médico al gobierno antes de cambiar su género asignado al nacer.

Nueva York se une a países como Canadá, Australia, Dinamarca, Alemania, Malta, Nueva Zelanda y Pakistán, quienes tienen una categoría de género X en toda la documentación (incluyendo pasaportes), mientras que Uruguay, India, Irlanda y Nepal ofrecen varias opciones para personas que quieran identificarse con un tercer género.

Si aún estás un poco confundido, te lo explicamos: el género X es un término que se usa para abarcar un género que no es exclusivamente masculino o femenino, y que incluye, pero no limita, a personas que se definen como intersexuales, sin género, andróginas, bigénero, demigénero, de género fluido, genderqueer, no binarias, pangénero, del tercer sexo, transgénero o más. Básicamente es una expresión que encierra a todos aquellos que existen fuera del constructo social del género.

El poder de la inclusión

Violet Chachki, quien se identifica como alguiend e género fluido. Imagen: Instagram

Violet Chachki, quien se identifica como alguiend e género fluido. Imagen: Instagram

¿Por qué este tipo de leyes es importante? Es muy fácil. Al no tener reconocimiento legal, las personas no binarias deben vivir constantemente como alguien que no son. Además, incluir el cambio o la opción hace muchísimo a favor de grupos marginados y de la comunidad LGBTQI+ a un costo económico mínimo, pero uno que da como resultado una gran inclusión social, pues el concepto de género es un espectro para muchos y no algo que define su biología, así que la opción de escoger su propia identidad es una manera de reafirmar quiénes son.

Si nos ponemos sinceros, es probable que muchas de estas personas que escojan identificarse con el género X aún experimenten discriminación y violencia basados sencillamente en cómo se presentan ante la sociedad, pero su reconocimiento legal es la manera más básica de tener una igualdad de derechos. Si bien países como Chile el año pasado hizo un avance extraordinario con la aprobación de la Ley de Identidad de Género, la misma dejó por fuera no solo a los menores de 14 años, sino también a un sector importante: el que no se define ni como hombre ni como mujer, pues la legislatura siguió el concepto binario de género.

Aunque nos cueste reconocerlo, aún nos queda mucho por avanzar en temas de diversidad: organizaciones como la RAE se niegan a incluir de manera oficial el lenguaje inclusivo en el idioma, e incluso alternativas como “todes” reciben burlas en redes sociales: estos son algunos de los problemas de hablar con una lengua con géneros gramaticales binarios.  Y eso es solo el principio, para muchos (incluyendo legisladores y políticos), siempre hay “temas más importantes” que la justicia social.

Todo esto sin hablar de los sectores conservadores que hablan de la “imposición” de una “ideología de género”, un concepto que se ha ido imponiendo poco a poco gracias al apoyo de la iglesia evengélica, y a quienes hay que recordarle que desde los inicios de la civilización, diferentes culturas alrededor del mundo, desde los Xジェンダー de Japón hasta los Muxe mexicanos, y lo que ellos llaman “ideología de género” es sencillamente la evolución social de nuestro espectro como seres humanos y la aceptación de la misma pese a la resistencia de quienes dicen que en “su época” no había gays, ni trans, ni pansexuales ni personas de género fluido.

Pero claro que los habían. La única diferencia es que en ese entonces había tan poca aceptación y tan poca investigación sobre sexualidad y género que la gente tenía que esconderse en el clóset toda su vida y tener una vida paralela para poder encajar en una sociedad heteronormativa que consideraba cualquier desviación como una enfermedad o un acto criminal. Muchos quisieran volver a esos viejos tiempos, pero ya no hay marcha atrás: el futuro no será binario.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 7
    Me gustó
  • 2
    Me prendió
  • 21
    Lo amé
  • 3
    Me deprime
  • 2
    WTF!
  • Me confunde
Canvas

MOR.BO × Lin Zhipeng

CLP $6.000

Yayoi Kusama acerca del miedo Aunque estemos pasando por un momento oscuro y difícil, estos nos ofrecen una oportunidad de aprender quiénes somos. “La psiquiatría no era tan aceptada en mi juventud como lo es ahora. Tuve que luchar por mi cuenta con lo que me pasaba, con mi ansiedad, sin hablar de las visiones y alucinaciones que a veces me abrumaban”. More