Tal como ha sucedido de manera cíclica en el último siglo, varios países de nuestra región se han convertido en el segundo hogar de inmigrantes de otros países que buscan seguridad y un mejor nivel de vida para ellos y sus hijos. En los años más recientes, Chile se ha convertido en uno de esas naciones que ha acogido a muchos vecinos, pero al parecer, algunos sectores del país están buscando endurecer las políticas migratorias.

Todo comenzó con una iniciativa de Chile Vamos, el grupo de oposición que desde ya creó una comisión en el parlamento para discutir sobre el tema. En particular, los requisitos que los extranjeros que deseen entrar y permanecer en el país deben cumplir. También se les han unido representantes de RN y UDI, quienes ya tienen listas algunas propuestas formales que quieren discutir en el Congreso a la brevedad posible.

Piñera sale al ruedo

Alguien que está completamente de acuerdo con el proyecto es el ex presidente Sebastián Piñera, quien en declaraciones dadas a La Primera, dio su enfática opinión con respecto al tema de inmigración:

“Chile debe estar abierto a recibir inmigrantes que aporten al desarrollo de nuestro país, pero debe cerrar absolutamente sus fronteras al narcotráfico, a la delincuencia, al contrabando, al crimen organizado y también a la inmigración ilegal”.

Según Piñera, la legislación migratoria actual data del año 1975, y no toma en cuenta a los extranjeros que han cometido delitos y que traen consigo prácticas de delincuencia como la clonación de tarjetas y la prostitución. Además resaltó que la persona que se convierta en el próximo presidente de Chile deberá enfrentar el problema con “decisión, voluntad, coraje e inteligencia.”

“Nuestro país en el norte tiene frontera con Argentina, Bolivia y Perú y recordemos que Bolivia y Perú están entre los países de mayor producción de drogas en el mundo, en esto no puede haber ninguna ingenuidad, ni ninguna debilidad. Lo importante es que los chilenos tenemos que tener meridianamente claro que es muy ingenuo y estúpido tener una política de migración que termina importando males como la delincuencia, el narcotráfico, el crimen organizado”.

¿El efecto Trump?

Las críticas con respecto a los comentarios de Piñera no se hicieron esperar, ya que muchos las vieron demasiado similares a las expresadas por el ahora presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, durante su camapaña. De acuerdo con el diputado Daniel Melo (PS), es injusto criminalizar a todos los extranjeros, y piensa que tanto el ex presidente como la bandada de Chile Vamos “han sido contagiados con el pensamiento de Donald Trump” y que buscan sacar votos al establecer a los inmigrantes como enemigos.

Otros miembros del parlamento hicieron declaraciones similares a través de Twitter:

La respuesta de Piñera fue alejarse del discurso de Trump, pues él no quiere construir ningún muro ni deportar a ningún inmigrante legal, sino cerrar las fronteras a todos los ilegales. Los comentarios de Piñera han encendido la llama de la polémica, pues para muchos tiene razón en tratar de establecer controles más estrictos, mientras que otra parte de la población piensa que es simplemente oportunismo político.

Mientras continúa la discusión, en las fronteras de Sudamérica continúa el éxodo y el paso de miles y miles de personas con la esperanza de conseguir una nueva tierra en donde puedan tener éxito pese a la pobreza; en donde puedan trabajar para forjarse un mejor mañana y en donde puedan ser recibidos por sus hermanos latinoamericanos.

Despues de leer, ¿qué te pareció?