A veces cuando estamos en plano concierto, tanto el público como los intérpretes suelen estar distraídos, completamente inmersos en la experiencia de un show en vivo, pero el rapero Travis Scott terminó literalmente en un hoyo anoche después de una caída épica en el escenario del espectáculo de Drake realizado en la O2 Arena de Londres.

No mucho tiempo después de aparecer en la tarima para una interpretación sorpresa de su canción Antidote, el rapero tejano tuvo una caída casi de dibujos animados en un gran agujero en el cual se encontraba un globo de iluminación gigante. La esfera usualmente se infla y sube majestuosamente, tal como vemos aquí:

🌕

Una foto publicada por champagnepapi (@champagnepapi) el

Pero anoche fue destruida por el peso de Scott:

Usualmente es bastante odioso ver a personas filmando conciertos con sus teléfonos, pero si no hubiese sido por ellos nos habríamos perdido este ángulo:

O este:

Lo importante es que Scott luego volvió y siguió cantando como si nada hubiese pasado. De hecho, después comentó en Twitter que había sido una de las cosas más epicas y locas que le habían pasado, y Drake, siendo Drake, ofreció al final del concierto que le devolvería el dinero de las entradas a los 20.000 fanáticos por el daño causado a la escenografía:

“Voy a hacer esta mierda gratis esta noche. No me importa.”

Y aunque todavía no hay confirmación de que Drake realmente vaya a hacer la devolución, los asistentes pueden estar seguros de que estuvieron presentes en un concierto épico con un momento para el recuerdo.

Despues de leer, ¿qué te pareció?