Recientemente hemos visto que se han suscitado  lamentables incidentes de violencia xenofóbica y racista afectando a algunos haitianos que hacen vida en nuestro país, y al parecer, pese a las críticas, éstos continúan generándose en diversos lugares. Esta vez se trata de una denuncia de discriminación hecha en el diario El Dinamo por la arquitecto Cecilia Descalzi, quien trabaja como controller en una construcción a pocos metros del centro comercial Mall Vivo Los Trapenses, en la comuna de Lo Barnechea.

Su esposo es administrador de la misma obra, y a finales de la tarde de este jueves ambos se encontraban en un café ubicado a un par de metros cuando vieron que un guardia de seguridad se acercó a dos haitianos que se encontraban tranquilos conversando en la plaza central del Mall, y les pidió que se retiraran del lugar “para que no tuviesen problemas”.

Descalzi cuenta que fue a reclamar este comportamiento claramente discriminatorio a la oficina de administración del centro comercial, pero ya que esta no existía, se dirigió a la de seguridad, en donde el encargado le dijo que los haitianos estaban buscando trabajo en el lugar, y luego de que la arquitecto lo desmintiera al decirle que había presenciado el hecho, el jefe de seguridad le dio la verdadera razón del desalojo: eran personas de raza negra.

“(Me dijo que) Los clientes reclaman por la estadía de gente de raza negra. Me dijo que ellos recibían órdenes de sus superiores, de retirarlos del lugar, y que no estaban de acuerdo pero ‘órdenes son órdenes’. Los haitianos se fueron de inmediato, ellos son muy de bajo perfil, callados, ni le discutieron. A escasos metros habían dos trabajadores chilenos… y a ellos no los echaron. El guardia jefe me dijo que ellos reprochaban esta actitud, pero recibían órdenes y no le podían discutir a los clientes”.

La arquitecto también declaró que el Mall iba a buscarse un problema por este tipo de acciones, en especial cuando existe la  Ley Zamudio contra la discriminación de cualquier tipo.

“Ahora estamos terminando la obra, hay menos trabajadores, pero había muchos extranjeros, peruanos, colombianos, venezolanos. Aquí es otro mundo. El chileno es racista en general, pero acá es increíble”.

Hasta los momentos, la denuncia de Descalzi ni las preguntas hechas por el diario han sido respondidas por la administración de Mall Vivo Los Trapenses.

De acuerdo con un estudio realizado a principios de este año por la Fundación Nuevas Contingencias Sociales, un 41% de los migrantes encuestados declaró haber sufrido discriminación “sin motivo aparente”, con hincapié en comentarios acerca de que “vienen a quitar el trabajo”, y señalamientos de que son delincuentes o por el color de su piel.

Por su parte, los chilenos encuestados develaron que el 47% piensa que la población inmigrante trae “enfermedades nuevas o algunas ya erradicadas”, mientras que el 35% opina que la población “viene a quitarles el empleo a los chilenos” y otro 35% señala que los inmigrantes “son sucios y no cuidan el medio ambiente”.

A continuación, la denuncia hecha por Cecilia Descalzi a través de su cuenta de Facebook:

Update 22/09/2017 18:40 horas: Mall VIVO emitió una declaración oficial en la que afirma que la denuncia hecha por la arquitecto Cecilia Descalzi “carece de elementos alejados de la realidad”, por lo que iniciará una investigación con la compañía de seguridad a través del sistema de video del centro comercial para constatar los hechos. A continuación, los dejamos con el comunicado:

Despues de leer, ¿qué te pareció?