Espera un poco!

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Lists Perspectives Politics

Desmontamos los mitos de mierda y te damos 5 razones para votar en Chile el domingo

Election (1999). Fotografía: Paramount Pictures
Words Mirangie Alayon

Aunque parezca mentira, las elecciones presidenciales de Chile ya están prácticamente sobre nosotros, y este domingo una vez más tocará elegir a la persona que marcará el rumbo de nuestro país durante los próximos cuatro años, y quien será la encargada de decidir qué sucederá con la ley de inmigración, con la recién aprobada ley de tres causales del aborto, con el matrimonio igualitario y con muchas propuestas más que buscan mejorar las condiciones de algunos de los sectores más vulnerables de la sociedad. Claro está, sin hablar de economía, educación, salud, políticas públicas y hasta pensiones.

De acuerdo con el Diario La Hora, la participación electoral en nuestro país ha disminuido desde un 87% en las elecciones parlamentarias y presidenciales de 1989 a un 51% en la misma elección del 2013, muy por debajo del promedio en los países de la OECD (75%) y de América Latina (71%). En Chile, de acuerdo a los estudios del PNUD, votan más las mujeres… y los que más se abstienen son las personas entre 18 y 29 años. ¿Qué está pasando?

Entendemos que un importante sector de los votantes más jóvenes se encuentran decepcionados por la política, pero en estos días es un mal necesario y algo por lo cual tenemos que manifestarnos si queremos experimentar verdaderos cambios no sólo para nosotros, sino para quienes vendrán después de nosotros. Si no quieres dejarles un país con el que no estás contento, este es el momento de movilizarte. A continuación, desmontamos los mitos sobre las elecciones, y de paso, te damos cinco razones de peso por las cuales debes salir a votar en las elecciones presidenciales de este domingo.

1. “Yo no voy a cambiar nada”

Esto será verdad solamente si te quedas en casa rascándote las bolas y viendo Netflix: tú eres el cambio que quieres. Si no das tu opinión a través del voto, ayudas a que los partidos históricamente hegemónicos se perpetúen en el poder. Como dicen por ahí: el que calla otorga, y cuando no votas, le estás dando tu apoyo implícito a quien resulte ganador aunque no hayas votado por esa persona. Así que muévete.

2. “La encuestas ya dicen quién ganó”

Si hay alguien que te puede asegurar que las encuestas son una mierda es Hillary Clinton: todas, absolutamente todas las encuestas la daban como la gran triunfadora de las últimas elecciones presidenciales de los Estados Unidos, así que muchos se confiaron y prefirieron no salir a votar por ella, y todos sabemos lo que pasó en esas elecciones. Los agentes que promueven los resultados que queremos somos nosotros, no las 100 personas que encuestaron en el centro de Santiago y que no representan al país.

3. “No estoy obligado a salir, lo hago si quiero”

Sí, técnicamente es cierto que los Carabineros no se van aparecer en tu cuarto a despertarte para que vayas a votar a las seis de la mañana, pero antes de que te invada la flojera y la indiferencia, date un repaso por la historia reciente de Chile: no siempre tuvimos la posibilidad de escoger a los líderes de nuestro país, y en nombre de todos aquellos y aquellas que lucharon y hasta dieron la vida por esta libertad que nos hemos ganado, ejerce el derecho democrático de votar: también es tu deber ciudadano. Vamos, weón.

4. “No votar es como un voto en blanco, un voto protesta”

Acabemos con esta creencia de una vez: aunque muchos usan el voto nulo o en blanco para manifestar su disconformidad con la situación, en ningún lugar de la ley electoral se le da ningún significado. El voto en blanco es sencillamente algo vacío, especialmente si no te presentas a votar. Además, si estás en contra de los grandes partidos, terminarás favoreciéndolos: mientras más votos válidos haya, mayor será el número de votos necesario para sobrepasar la barrera marcada por la ley electoral y saber cuántos más piensan como tú.

5. “Voy a perder mi voto”

Que no gane quien quieres siempre cae como una patada en el culo, pero tu voto nunca se pierde. Siempre hay que ir a votar con la esperanza de ser uno de los muchos chilenos que desean un cambo para mejor en nuestra sociedad, y si antes de que llegue el día de las elecciones vamos a asumir perdida la batalla, nuestro activismo se irá a la basura. Si al final resulta que tu candidato preferido no termina siendo el ganador, pues llega la hora de cambiar la velocidad y darle sobremarcha a tus intereses, pues una de las partes más importantes de un sistema democrático es una oposición informada, incansable, y dispuesta a todo.

¡A votar!

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 5
    Me gustó
  • 2
    Me prendió
  • 5
    Lo amé
  • 2
    Me deprime
  • 1
    WTF!
  • Me confunde
No gender t-shirt

MOR.BO × Skinitchi

$15.000
Limpiar

¿Podrías estar sufriendo de anorexia sexual sin saberlo? Los adictos al sexo se “sobrealimentan” a través de la promiscuidad o el comportamiento de alto riesgo, los anoréxicos sexuales se “mueren de hambre”, negándose a sí mismos el placer de las relaciones, las citas, el amor y una conexión genuina con los demás. + More