Los usos del cannabis son casi infinitos: es uno de los ingredientes más buscados por chefs de todo el mundo para hacer emparejamientos con vino, la gente hace arte increíble con la planta, nos la ponemos en las manos y hasta hacemos discos de vinilo. Pero si somos sinceros la mayoría de la gente lo que suele hacer es fumarlo o quizás consumirlo en un vino infusionado, pero los médicos han dado su veredicto sobre la mejor manera de consumir la marihuana.

Insertándola en el recto.

Sí, así como lo escuchas.  De acuerdo con el Dr. Paul Farnan de la Universidad de British Columbia, muchos de los componentes médicamente activos como laxantes, cafeína y opioides (¿se acuerdan de Trainspoting?) son más efectivos cuando se administran en forma de supositorio así que la marihuana no es diferente.

Además de prevenir daños en los pulmones causados por el humo de un cigarro casero, este método no sólo es más efectivo sino más seguro, así que los usuarios deberían considerar hacer un cambio en sus hábitos de consumo.

¿Por qué el recto? Te lo explicamos: Cuando el cuerpo absorbe compuestos en el torrente sanguíneo, lo hace mejor a través de sus membranas mucosas, es decir, por cualquiera de los tejidos “húmedos” del cuerpo como la boca, las fosas nasales, los pulmones, el estómago, la uretra y el recto, que absorben las sustancias por igual.

Ya existen supositorios de extracto de cannabis en forma de aceite o mantequilla, que muchas mujeres utilizan como tampones para los dolores menstruales, al igual que pacientes a quienes les ha sido recetada la planta para el tratamiento de alguna enfermedad.

Y si bien es cierto que no todo el mundo está… abierto a este nuevo método, nada se pierde con intentarlo. ¿Te animas?

Despues de leer, ¿qué te pareció?