David Bowie ha sonado mucho durante estos días, así que parece el momento perfecto para sacar a relucir esos detalles tan importantes que, aunque olvidados, son perfectos de su biografía. Un personaje reconocido por mancar tendencias, romper estereotipos y crear arte en cualquier lugar no podía quedarse fuera del campo editorial y a finales de los 90’s creó su propia editorial.

El trabajo no fue en solitario, comenzó con 1998 junto a Bernard Jacobson, un galerista; Sir Timothy, un aristócrata y  Karen Wright, editora de Modern Painters, un grupo bastante heterogéneo. Pareciera que se juntaron solo expertos y críticos del arte para este proyecto, 21 Publishing tenía buenos contactos, una buena inversión y pareciera que estaba destinada al camino de la grandeza editorial.

Bowie decidió enfocar la historia a otros lugares, la mayoría de los artistas publicados eran burlas a los establecimientos rígidos de la academia artística y realmente buscaban acercar el arte a las masas, hacerlo masivo. Bowie logró pasar por encima del grupo altamente preparado para hacer lo que hacía mejor “crear tendencia”. En sus propias palabras

Everything was either art at an academic level or so dense with art-talk that it excluded 90 percent of the reading market”

Bowie quería cambiar eso, y trabajó para llevarlo a cabo con 21 Publishing, la idea era romper con las nociones alejadas y estilizadas del arte para volverlo algo accesible, común y masificado. La cosa era llegar a un terreno intermedio, porque muy posiblemente hay algunos más cercanos a lo pop que otros.

david_bowie_diamond_dogs_extended_cover_album_art_900x500

¿Cómo podían burlarse del arte creando arte? Es muy posible, y lo lograron. Uno de los primeros libros que editaron fue llevado a cabo por el mismo Bowie, y era la biografía de un artista inventado. Nat Tate fue creado para ser publicado por  21 Publishing  y logró ser una brillante broma del día de los inocentes – april’s fool – al ser presentado en esa fecha en el estudio de Jeff Koon. La idea era rescatar obras de artistas de medidos del siglo XX y presentárselas a estos hombres de respingados de la alta sociedad artística. El evento fue todo un éxito y con Nat Tate: an American Artist 1928-1960, muchos críticos del arte comenzaron a recordar la brillante obra de un no existente Nat Tate, admirando la tarea de la editorial al traerlo de nuevo a la vida. Al poco tiempo revelaron el fraude.

“Reporting The World” por John Pilger

“Reporting The World” por John Pilger

No todo fue bromas, también hay títulos que debían ser tomados en serio, tal es el caso de Reporting the World: John Pilger’s Great Eyewitness Photographers, un foto-libro que tomó el increíble trabajo de periodistas fotográficos en un momento en el que el medio comenzaba a migrar hacia lo digital. Su autor John Pilger comentó sobre el títuo “As for people’s true lives, these are deemed unprofitable and therefore of minimal interest”. El caso del crítico británico Matthew Collings es similiar, ya que sus publicaciones fueron enfocadas a una forma de la historia del arte con humor y bastante realista, tratando de dejar de lado esas nociones alzadas y desvinculadas de las obras.

“It Hurts: New York Art from Warhol to Now” por Matthew Collings con fotografías de Ian MacMillan

“It Hurts: New York Art from Warhol to Now” por Matthew Collings con fotografías de Ian MacMillan

Lo que realmente quería Bowie con 21 Publishing era crear A confusing, loony relevance.”  En palabras de lo que en algún momento le dijo a Collings, lo que quería era “quería crear una versión propia del arte, más que algo conceptual”. 

Aquí les dejamos un documental de Matthew Collings que conserva el espíritu de la editorial, el cual grabó al momento en que estaba publicando sus libros de historia del arte

El proyecto editorial de Bowie fue un aire refrescante de independencia cultural y fue así como lo definió

The great freedom within a small indie company like ourselves is that we get the last word on how something is presented and and which books we publish. I would only be a tenacious contributor of ideas at a big house

Despues de leer, ¿qué te pareció?