Para quienes no conocen al artista plástico norteamericano Daniel Arsham, podemos decirles que este neoyorquino de 37 años de edad emplea elementos de arquitectura, performance y escultura para manipular y distorsionar nuestra comprensión de lo que son las estructuras y el espacio.

Su práctica ha estado guiada por una curiosidad por la arquitectura y el espacio estructurado, derivado de sus recuerdos de la infancia al ver los restos del huracán Andrew en su ciudad natal de Miami. Algunas de sus obras más conocidas incluyen una serie de instalaciones que desestabilizan la solidez de las paredes de las galerías, de manera que parecen gotear, doblarse, escurrirse o absorber muebles; como si el video de Jamiroquai de Virtual Insanity fuese real.

"Fictional Archeology" de Daniel Arsham.

“Fictional Archeology” de Daniel Arsham.

"The Future Was Then" de Daniel Arsham.

“The Future Was Then” de Daniel Arsham.

También hace nubes pixeladas inspiradas en fotografías y representadas con esferas de colores pintadas a mano, así como esculturas hechas de materiales granulados como vidrio triturado. Pero además de todo esto, Arsham también es el colaborador más reciente de la marca Adidas, con quienes hizo un cortometraje llamado Hourglass en el que se explora la vida y el trabajo creativo del artista.

Narrado en tres partes que simbolizan su pasado, su presente y su futuro, el corto es mitad documental y mitad ficción, teniendo como leitmotif un reloj de arena que le permite transportarse en el tiempo, y mientras esperamos qué se viene en esta nueva colaboración entre el artista y la marca deportiva, esta tarde se liberó un website llamado calldaniel.co en el que vemos un poco de qué viene todo esto, y además, Arsham compartió un adelanto en su Instagram de lo que será el cortometraje que se estrena oficialmente el 13 de julio, así que no esperemos más y veámoslo a continuación:

There are four separate Trailers for my new film. Each viewable in a different part of the world. You guys will figure it out… LINK IN BIO

Una publicación compartida de Daniel Arsham (@danielarsham) el

Despues de leer, ¿qué te pareció?