Grabar en las inmediaciones de los barrios de Lagos, la capital de Nigeria, no es fácil para Dàfe Oboro. hay que luchar contra acosadores en la calle que buscan dinero o robarte cuando no estás pendiente, así que no puede sacar su cámara tan libre mente como quisiera.

Dàfe Oboro. Fotografía: Nasty Boy Magazine

Dàfe Oboro. Fotografía: Nasty Boy Magazine

Aún así, es un documentalista y fotoperiodista de 22 años que explora la vida contemporánea en esa capital africana luego de obtener un título en periodismo televisivo de la Nottingham Trent University. En el transcurso de siete meses, produjo un documental centrado en la inhumanidad de la demolición de barrios en su Nigeria y más allá: la película se llamó Slum Dwellers: Not Dead, Not Living, y fue nombrada finalista para los Amnesty Media Awards UK.

Desde entonces, ha llamado la atención de artistas, colegas cineastas y fotógrafos, así como de estilistas y diseñadores: recientemente ha trabajado de cerca con las fotógrafas Harley WeirNadine Ijewere, el estilista Ibrahim Kamara y la diseñadora Stella McCartney, así como con el emergente diseñador nigeriano Mowalola Ogunlesi, entre otros. Tiene su propia compañía de producción, llamada Dàfe, para la que siempre está recogiendo dinero a través de su kickstarter y así poder financiar sus proyectos.

Uno de sus cortos, titulado Kilón Shélé Gán Gán, fue justamente hecho para la diseñadora Mowalola Ogunlesi, en donde muestra su colección de graduación de Central Saint Martins inspirada en una futurista escena de rock psicodélico nigeriano de los años 70 y 80, y que busca desafiar las imágenes típicas de masculinidad con expresiones de sexualidad y autorreflexión.

Su trabajo más reciente se titula Boy, You’re Beautiful, y presenta viñetas de diferentes hombres de Lagos, hablando sobre su propia imagen y su concepto de belleza. Oboro crea una representación exuberante y en capas de estos hombres mientras hablan de su yo físico y emocional y de lo que entienden como bello: teniendo a la ruidosa ciudad como fondo, la belleza masculina y la intimidad se enfrentan a los conceptos de masculinidad tóxica muchas veces impuestos por sociedades heteronormativas.

“La idea del corto comenzó después de mi graduación, tenía un recuerdo de cuando estaba en la escuela secundaria, cuando vi mi reflejo en un espejo y me dije a mí mismo: ‘¡Guau!, eres hermoso.’ Todos estaban de pie mirándome, estaban como, ‘¿qué diablos?’. Quería volver a visitar ese momento, y corregirme a mí mismo y dar una respuesta, pues no debería estar dando una excusa o una razón de por qué dije que era hermoso. La palabra belleza no puede centrarse solo en un ser femenino o en un objeto, también puede reflejarse en los hombres. Por eso les hice la pregunta a otros”.

A continuación, los dejamos con el cortometraje que demuestra que Oboro es uno de los talentos jóvenes que están atreviéndose a romper con el statu quo de su propio país: Boy, You’re Beautiful.

Despues de leer, ¿qué te pareció?