SACO6

Su nombre es Francisca Linconao Huircapán Machi del Lof Rahue. Tiene 60 años de edad y es una machi: una consejera, una protectora, una curandera y figura religiosa para el pueblo mapuche, rol para el cual se requiere no sólo una iniciación larga y llena de vicisitudes, sino temple de acero, voluntad, coraje y carácter. En la machi Francisca, el pueblo mapuche de Chile ha encontrado eso y mucho más.

Como representante de su comunidad, nunca se ha quedado callada frente a las injusticias, en especial cuando tiene la razón. Es famoso el caso del año 2008 en el que reclamó talas ilícitas y violaciones de un Menoko, un sitio de significación cultural para los mapuches con carácter sagrado, en donde fueron destruidas plantas medicinales vitales para su trabajo.

Invocando el Convenio 169 de Chile, en el que se establece la obligación del estado de respetar la importancia especial que para las culturas y valores espirituales de los pueblos indígenas reviste su relación con las tierras o territorios, Francisca tuvo un triunfo histórico que sentó precedentes para la defensa de los territorios y de la dignidad mapuche.

Una detención “antiterrorista”

Francisca Linconao

Fotografía: Agencia Uno

Esa misma dignidad hoy se ve en peligro, pues desde abril del año pasado, Linconao se encuentra detenida en la cárcel de mujeres de Temuco con una medida cautelar de prisión preventiva y bajo la aplicación de la Ley Antiterrorista en el marco del caso Luchsinger Mackay del 2013, en el que un matrimonio de tercera edad fue encontrado calcinado en los restos de su vivienda, cercana a la zona donde vive la comuna de Francisca.

Pese a que la machi Linconao había ganado un juicio civil contra el gobierno años atrás por una primera detención en la que se violaron sus derechos civiles y fue despojada de su vestimenta y joyas tradicionales, eso no fue impedimento para que fuera acusada de nuevo.

La avanzada edad y condiciones de salud de Francisca se han agravado con su estancia en prisión, y desde el año pasado se han estado haciendo esfuerzos repetitivos para que se establezca un arresto domiciliario o arraigo nacional, que no impediría en ningún momento el desarrollo del caso ante la justicia, pues no está siendo condenada, sólo investigada.

En cuenta regresiva

Protestas por la detención de Francisca Linconao

Fotografía. Entorno Inteligente

Ante las repetidas negativas de parte de la Corte de Apelaciones de Temuco (en particular del ex fiscal Luis Alberto Troncoso Lagos, que siempre se niega a la petición), que debe aprobar de manera unánime para que las medidas cautelares sean revocadas debido a que el crimen tuvo carácter de terrorismo, la machi Francisca Linconao decidió llamar la atención con respecto a su caso con una medida extrema, una huelga de hambre que sostiene desde el pasado 23 de diciembre. Dice que es el único mecanismo de protesta que le queda para ser escuchada, luego de haberle escrito incluso a la presidenta Michelle Bachelet en un par de oportunidades.

Hoy se cumplen 13 días de esta huelga, y el alcalde de Renaico y presidente de la Asociación de Municipalidades Mapuche, Juan Carlos Reinao, dice que la machi está en un delicado estado de salud, con apenas 42 kilogramos de peso.

“Ella no va a transar ni es negociable: sale de ahí libre o sale en un cajón.”

La última vez que la vieron los médicos fue el 30 de diciembre, a través de una Misión de Derechos Humanos del Colegio Médico, quienes afirmaron que el estado de la autoridad indígena es tan delicado, que no cuentan ni siquiera con semanas, sino días para que la machi pueda soportar la huelga de hambre.

¿Quién le responde a Francisca?

Francisca Linconao

Fotografía: Soy Chile

Aunque el apoyo de la sociedad civil ha sido intenso, con protestas que se han realizado esta semana en diversos puntos de Chile, y una marcha pautada para este jueves 5 de enero en Santiago por parte de colectivos feministas. Sin embargo, sin una respuesta concreta, las horas de Francisca se hacen cada vez más cortas.

El pasado 1° de enero el diputado Gabriel Boric emitió una carta pública en la que pedía la liberación de la representante indígena. El Partido Comunista también se sumó a la petición, así como el Instituto Nacional de Derechos Humanos. Hoy se manifestaron algunos sectores del oficialismo a favor de Francisca, afirmando que la presencia de la machi en la cárcel sólo es una medida de último recurso contra personas que sean un peligro para la sociedad.

“Francisca Linconao está ilegalmente privada de libertad y se requiere que los actores de la trama procesal, Poder Judicial, Ministerio Público y Ministerio del Interior, que han instado a su prisión, realicen una interpretación restrictiva de la norma constitucional y no una amplia que restringe derechos, como lo que hasta ahora han hecho, y deben dar cumplimiento a la resolución que la dejó con arresto domiciliario”.

Para muchos de estos representantes políticos, la detención de Francisca es una persecución política que obedece a intereses económicos poderosos, y que han perseguido históricamente al pueblo mapuche. Pero mientras continúan las retóricas y las muestras de solidaridad, el tiempo se termina, y el Ministerio del Interior no da ninguna respuesta.

¿Se dejará pasar el tiempo? ¿Dejará morir la justicia de Chile a esta representante de la resistencia indígena por un detalle administrativo?

¿Quién da la cara por Francisca Linconao? ¿La convertirán forzosamente en una mártir?

Despues de leer, ¿qué te pareció?