Para quienes siguen de cerca las más recientes noticias del mundo de la música, es bastante probable que en las últimas horas hayan visto sin parar en titulares que Kanye West pagó USD $85.000 de su propio bolsillo para asegurarse los derechos de la imagen que ahora es la portada del disco recién estrenado del rapero Pusha T, titulado DAYTONA, en donde sirve como productor.

Aunque Kanye y Pusha ya tenían lista la carátula desde hace un tiempo, este último reveló ayer en una entrevista a la DJ de radio Angie Martínez que el cambio fue recienta, ya que su colega consideró que la imagen capturaba mucho mejor el espíritu del álbum y de sus letras, pues la foto “es lo que la gente necesita ver mientras escucha esta música”. Cuando Kanye le contó que los derechos de uso alrededor del mundo costaban USD $85,000, Pusha dijo sentirse desanimado porque era un monto bastante alto, pero West le dijo que él mismo lo había pagado de su propio bolsillo.

Esta es la original:

La imagen original que inspiró la portada del disco de Pusha T. Imagen: Splash News

La imagen original que inspiró la portada del disco de Pusha T. Imagen: Splash News

Para los más detallistas, la imagen trae recuerdos del pasado reciente de una de las estrellas más grandes de la música: la cantante Whitney Houston, fallecida en el año 2012. La polémica fotografía fue tomada en la casa de Houston en Atlanta después de una presunta orgía de drogas y en la misma, se puede ver la parafernalia aparentemente relacionada con el consumo de cocaína en forma de crack.

La imagen fue publicada por primera vez en el año 2006 por el tabloide sensacionalista norteamericano National Enquirer, quienes además incluyeron una historia de la cuñada de Houston, Tina Brown (hermana del cantante Bobby Brown), quien aparentemente confesó haber tomado la foto “debido a su preocupación” por la salud de la cantante.

Portada del tabloide National Enquirer con la polémica imagen.

Portada del tabloide National Enquirer con la polémica imagen.

En el artículo, Tina relató que la foto era el producto de uno de los encierros de Houston en su baño, a donde se iba a consumir drogas durante días: si la miramos con detalle, puede apreciarse basura, restos de comida, latas de refresco y cerveza, así como las herramientas de una persona adicta: pipas, papel, cucharillas de cocción y yesqueros.

Cuando la foto fue publicada causó revuelo, no solo porque el público tenía acceso a uno de los lugares más íntimos de la casa de la cantante, sino porque bajo el punto de vista de muchos, quedaba demostrado el nivel de la adicción de la artista, que hasta los momentos solo era un rumor. Desde entonces, Houston dio entrevistas y trató de recuperarse, incluso grabando un álbum comeback en 2009, los años de abuso en su cuerpo también afectaron su voz: en su gira australiana de 2010, la cantante sorprendió a los fanáticos cuando tuvo que tomarse un descanso de 20 minutos para descansar la voz.

Según reportes, Houston parecía tener un comportamiento errático en los días antes de su muerte, pese a que se encontraba ensayando con las cantantes Brandy y Monica, así como con el productor Clive Davis para la fiesta de los Premios Grammy de Davis en el hotel The Beverly Hilton en Beverly Hills.

Por desgracia, el día 11 de febrero del 2012 fue encontrada inconsciente en la Suite 434 del Beverly Hilton Hotel, sumergida en la bañera. Un par de semanas después, la oficina del forense de Los Ángeles informó que su muerte había sido causada por el ahogamiento y por los “efectos de la enfermedad cardíaca aterosclerótica y el consumo de cocaína”. De hecho, declararon que el examen toxicológico reveló que la artista había consumido cocaína, Benadryl, Xanax, cannabis y Flexeril antes de su muerte, que fue declarada accidental.

DAYTONA de Pusha T fue lanzado el día de hoy, y es posible que en los próximos días veamos análisis más profundos del álbum, pero este rapero durante un buen tiempo ha sido conocido por hacer rimas intensas acerca de la vida como traficante antes de convertirse en artista, y en este nuevo disco parece utilizar las drogas como una metáfora perenne de un estilo de vida lleno de excesos que eventualmente llegan a la puerta a cobrar las deudas de tu cuerpo y tu conciencia. Es difícil no ver las dolorosas coincidencias en el tráfico final de Whitney Houston y en una fotografía que aún vive en la memoria colectiva.

Despues de leer, ¿qué te pareció?