Hace apenas pocas semanas se estrenó la nueva serie The OA, que llegó casi de golpe y sin ningún tipo de promoción, si no consideramos algunos tweets publicados por Netflix un par de días antes. Aunque es complicada de explicar sin revelar los secretos y los spoilers, podría decirse que es un thriller de ciencia-ficción sobre milagros, encuentros casi predestinados, e identidades duales; incluso el significado del título es twist de la trama casi de otro mundo. El personaje principal es una mujer que dice ser un ángel viajero entre dimensiones, y es interpretado por Brit Marling, que co-escribió y produjo la serie junto con el director Zal Batmanglij.

The OA

Fotografia: Netflix

Uno de los personajes que más ha llamado al atención ha sido el de Buck, interpretado por el actor trans de 15 años Ian Alexander. En The OA, Buck es un adolescente suburbano que se une a un grupo de desadaptados que buscan sus identidades verdaderas pero invisibles bajo la guía de esta supuesta ángel. Esta es la primera experiencia profesional de Ian, aunque ya tenía algún tiempo trabajando en el teatro, pero en definitiva The OA fue una inyección de autoestima, pues por fin pudo interpretar a su género elegido sin ser juzgado.

“Fue divertido porque siempre fui tímido. No me acercaba a la gente o socializaba mucho, así que fue emocionante. La confianza y el orgullo que sentí conquistaron todos mis miedos y ansiedades.”

Su experiencia como trans comenzó a los 12 años de edad, antes de que supiera lo que la palabra significara, cuando se sentía fascinado por por los videos de personas en transición femenina a masculina, y luego de investigar y saber por qué se sentía tan identificado, a los 14 años decidió comenzar a definirse como un hombre transgénero pansexual, y que todavía se encuentra explorando los límites de la no conformidad de género.

“El programa realmente me ha ayudado a entenderme a mí mismo, y que familia puede estar construida de lugares extraños, partes rotas y casas diferentes, y ser algo muy hermoso y lleno de apoyo”.

Para Marling, fue vital tener en su elenco a un grupo de actores que representaran de manera fiel las identidades de los personajes que buscaba, sin importar si eran conocidos o no. En una entrevista con Vulture, la actriz comentó cómo fue el proceso de contactar a Ian:

“Siempre habíamos escrito ese personaje como un transgénero de 14 años de edad de origen asiático-americano, y cuando le dimos a nuestra directora de reparto Avy Kaufman esa descripción, nos dijo: ‘podríamos no ser capaces de encontrar a esta persona, así que ¿en qué eres flexible?’ Le dijimos que no éramos flexibles, por lo que finalmente fue a Internet y publicó algunos anuncios de casting en varias salas de chat y grupos de conversación, y las cintas de audición vinieron llegando. Ian estaba entre ellos. La había filmado con su iPhone en el baño y la subió sin que sus padres se enteraran. ¡De la nada, sus padres recibieron una llamada telefónica de Netflix queriendo contratar a su hijo!”

Los padres de Alexander han sido un gran apoyo para él, puesto que incluso se mudaron con él por un tiempo a Nueva York mientras filmaba la serie. Para Ian fue una experiencia increíble de aprendizaje, sobre todo porque el personaje de Buck está inspirando a muchos fans de la serie a defender su identidad.

Ian Alexander

Fotografía: Instagram

De acuerdo con Marling, que Netflix transmitiera la serie le dio más libertades y la posibilidad de tomar más riesgos en cuanto a personajes como el de Buck.

“No creo que la historia hubiera funcionado como algo para verse de semana a semana. The OA no tiene mucho común con la televisión, es más como una película de ocho horas o una novela. Amo la autonomía que tiene la audiencia para consumirla como quiera, y de tomar como suyos los personajes que quieran. Definitivamente no habría sido posible contar una historia como esta hace cuatro años.”

Por los momentos, Ian sigue haciendo audiciones y buscando su próximo papel mientras sigue en la secundaria. Pero mientras tanto se encuentra haciendo algunas cosas con The Network, una ONG de Nueva York que trabaja con jóvenes queer y que les sirve como red de apoyo y ayuda. Su idea es pagar el favor que su familia trans le ha dado los últimos años. Estamos seguros de que seguiremos viendo a Alexander en el futuro, abriéndole las puertas a la comunidad transexual más joven.

Despues de leer, ¿qué te pareció?