Espera un poco!

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives Pride

Conoce al movimiento transgresor “Maricas Bolivia”, que luchan por el orgullo de ser “cholo, pobre y maricón”

Edgar Solís y Roberto Condori caminando por las calles de La Paz. Imagen: Maricas Bolivia
Words mor.bo

Un buen día soleado y hermoso, de esos en los que no puedes quedarte en casa, los bolivianos Edgar Solís y Roberto Condori tomaron sus coloridos aguayos (la tela típica de los indígenas aimara de Los Andes), y se fueron de paseo por las zonas más concurridas de La Paz para hacer un experimento social: se besaron en los labios y se tomaron fotografías.

La reacción fue predecible: escucharon insultos, y cuando publicaron las imágenes en redes sociales incluso llegaron a leer amenazas de muerte. Solo por algunos besos. Una muestra:

Parte de los comentarios de las fotos de Maricas Bolivia. Imagen: Facebook/Maricas Bolivia

Parte de los comentarios de las fotos de Maricas Bolivia. Imagen: Facebook/Maricas Bolivia

Parte de los comentarios de las fotos de Maricas Bolivia. Imagen: Facebook/Maricas Bolivia

Parte de los comentarios de las fotos de Maricas Bolivia. Imagen: Facebook/Maricas Bolivia

Esta intervención artística libre forma parte del modus operandi de Maricas Bolivia, un grupo activista LGBTI+ conformado por Solís y Condori, quienes desde el año 2011 se encuentran defendiendo los derechos de la comunidad, buscando que la sociedad asuma esta realidad a través de performances que unen la cultura y el amor libre. Su objetivo es crear una narrativa alternativa de lo que significa la homosexualidad transversal en países como el suyo, en donde son considerados maricas y no gays, tal como explica Solís, quien se define a sí mismo como “cholo, pobre y maricón”:

“Cuestionamos mucho la palabra gay como estereotipo, por lo que planteamos el término marica, marica como una resignificación de este insulto, pero también porque necesitamos crear un discurso alternativo a esta institucionalidad gay que también ha venido de golpe a Bolivia. Lo gay en Bolivia, en Latinoamérica y en el mundo es una sociedad sanitizada. En lo gay no entran los gordos, los viejos, los cholos… Lo gay es una entidad más higiénica, más blanca”.

De allí su nombre, de ese peyorativo que muchas veces les han gritado en las calles, y que Solís asume como una identidad recuperad, al igual que la palabra queer en inglés. Es por ello que se define también como cholo, el apelativo con despectivo que se refiere a los indígenas bolivianos que han emigrados a las ciudades desde zonas más rurales. “Nosotros planteamos esta otra forma de asumir desde la nominación identitaria lo maricón, pero también resignificando esta palabra”.

En Bolivia, la discriminación a las personas pertenecientes al colectivo LGBTI+ es usual aunque las leyes lo prohíben, lo que ocasiona que muchos jóvenes permanezcan firmemente en el armario. En el país tampoco está reconocido el matrimonio igualitario, aunque hace un par de años se aprobó la Ley de Identidad de Género, que permite actualizar la actualización de documentos oficiales para reconocer la identidad de las personas trans.

“Es bien complicado, porque las situaciones generalmente son distintas. El primer espacio donde se violenta su sexualidad es la familia, y si la familia te esta violentando, tienes que salir. Sé que hay muchos riesgos fuera, pero hay que salir de esos espacios violentos de algún modo”, explica Solís, quien junto a Condori y organizaciones como la Red de Mujeres Lesbianas y Bisexuales se encargan de hacer charlas públicas y talleres de educación sexual, que además de las intervenciones artísticas sirven como instrumentos de visibilización y normalización de la comunidad LGBTI+.

“Se trata de educar con enfoque de género, con tema de diversidades sexuales, pero hacerlo desde la familia. Si educamos, criamos hijos, hijas, donde se hablen de estos temas, entonces las generaciones pueden tener otro nivel de apertura en su mentalidad”.

La Defensoría del Pueblo de Bolivia denunció el año pasado que en los últimos diez años se produjeron en el país 64 asesinatos de personas del colectivo de transexuales, lesbianas, gays y bisexuales de los que solo se investigaron 14 y ninguno consiguió sentencia.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 9
    Me gustó
  • 3
    Me prendió
  • 12
    Lo amé
  • Me deprime
  • 2
    WTF!
  • 2
    Me confunde
Magazine

ISSUE #02

CLP $5.000
Limpiar

¿Podrías estar sufriendo de anorexia sexual sin saberlo? Los adictos al sexo se “sobrealimentan” a través de la promiscuidad o el comportamiento de alto riesgo, los anoréxicos sexuales se “mueren de hambre”, negándose a sí mismos el placer de las relaciones, las citas, el amor y una conexión genuina con los demás. More