Aunque en infinitas oportunidades se ha denunciado a la industria de la moda por su falta de inclusividad en lo que respecta al ideal de figura femenina, y pese a que hemos visto algunos avances aislados en las pasarelas y con algunos diseñadores, la verdad es que aún las modelos plus-size siguen siendo en su mayoría una rareza del mainstream de la moda.

Recientemente, nació el proyecto 67% de Refinery29 junto a Getty Images, quienes buscan ampliar la cantidad de imágenes de stock de mujeres de grandes tallas, que representan el 67% de la población (al menos en los Estados Unidos), pero son vistas en tan sólo un 2% de los medios de comunicación.

Hayley Mandel

Fotografía: Lula Hyers

Como parte de la iniciativa, participa Hayley Mandel, modelo gay sin definición binaria y plus-size, conocida en Instagram por mostrar su cuerpo de manera honesta y demostrando que no hay que ser talla cero para estar cómoda en tu propio cuerpo.

“Lucho un poco con la idea de llamarme modelo porque no estoy haciendo tanto trabajo como el resto de los y las ‘modelos’. Hay tan poca representación de cuerpos, de mi tipo específico de cuerpo, en el mundo de modelos que realmente me pregunto si puedo denominarme así. Ser modelo es genial, pero no es así como quiero cambiar el mundo.”

Hayley cuenta que decir que no le afecta la cultura de las dietas y los estándares de belleza poco reales es estar en negación.

Hayley Mandel

Fotografía: Lula Hyers

Desde su adolescencia, casi para poder sobrevivir, tuvo que hacer sus propias imágenes para reconocer que había mucha más gente que estaba pasando por lo mismo y que había muchas más personas que se identificaban con su tipo de cuerpo.

“Estoy segura de que en algún lugar hay una adolescente que me sigue en Instagram y está viendo por fin su cuerpo representado en un lugar de la Internet de manera hermosa. Necesito que la gente vea eso, así tenga que aguantar los comentarios llenos de odio que recibo todos los días.”

Aunque queda un largo camino por recorrer, Hayley dice que tener el poder de cambiar las cosas o de influir positivamente en alguien con sobrepeso y problemas mentales siempre vale la pena, pues son justamente las personas qeu se sienten marginadas son las dueñas del futuro. Y para Mendel, ese futuro está lleno de inclusión y diversidad, y en donde el ideal de belleza no le pertenece al Photoshop ni a números arbitrarios de tallas.

Despues de leer, ¿qué te pareció?