A sus 76 años de edad, la gran dama rebelde del mundo de la moda Vivienne Westwood sigue dando de qué hablar, y su más reciente desfile en la #LondonFashionWeek dedicada al estilo masculino decidió dejar la separación de géneros en la puerta para ofrecerle a los asistentes un espectáculo lleno de color, moda ética, contorsionistas, payasos y acróbatas, entrando a la pasarela sobre los hombros de un modelo con una camiseta que simplemente decía motherfucker.

Fotografía: Vivienne Westwood

Fotografía: Vivienne Westwood

Fotografía: Vivienne Westwood

Fotografía: Vivienne Westwood

Atrás quedaron los desfiles formales: esta colección “masculina” (que realmente no tenía género) estuvo centrada en el tema del circo, e incluyó botellas plásticas recicladas como zapatos y latas de aluminio tejidas a algunas de sus piezas en un esfuerzo por la diseñadora de hacer un mundo de la moda con menos desechos. De hecho, declaró a los medios de comunicación al final del desfile que le gustaría que la industria de la moda deje de producir tanta ropa barata.

“Lo que estamos haciendo es basura. Los compradores necesitan comprar muchas menos cosas, pero escogerlas mejor y hacer que cada una de esas piezas duren. Se trata de calidad, no de cantidad, ni de desechos. Tenemos que cambiar la industria. Esto significaría que los diseñadores podrían hacer la ropa que aman, no tendrían a hombres de negocio hablándoles de precios. Lo que un diseñador quiere hacer es ropa hermosa y venderla al precio correcto”.

Las piezas de la colección tuvo los elementos tradicionales de Westwood: pinstripes, tejidos, camisetas llenas de slogans, y sus eternos vestidos con corsets, pero en esta oportunidad se presentaron de manera surrealista e inesperada: muchos modelos llevaban medias de redecilla rellenas de con basura, y latas de aluminio aplastadas como parte de sus outfits, haciendo de la ropa un vehículo para hacer una declaración políticamente cargada.

Vivienne Westwood

Fotografía: Neil Hall/Reuters

Fotografía: Vivienne Westwood

Fotografía: Vivienne Westwood

En los diseños también reinterpretó los símbolos de un paquete de naipes: el corazón simbolizaba el amor, el diamante indicaba codicia, mientras que la pica, en forma fálica, representaba la guerra. Westwood desde hace largo tiempo es una ecologista bastante vocal ya ha protestado públicamente contra el fracking, también usó una pala triangular para representar la controversia que rodea a ciertas compañías petroleras y agrícolas con respecto a su impacto negativo en el medio ambiente.

Fotografía: Vivienne Westwood

Fotografía: Vivienne Westwood

Fotografía: Vivienne Westwood

Fotografía: Vivienne Westwood

La diseñadora, quien también dijo que para ella la fluidez de género fue un tema importante (“¡olvídense de los géneros!”), tuvo modelos tanto masculinos como femeninos, quienes llevaron las piezas de la colección “masculina” sin distinción, con altos zapatos de plataforma y vestidos, o shorts con sandalias de plástico reciclado combinadas con piezas ready-to-wear, cuya colección ampliará con piezas unisex como sus icónicas faldas escocesas y más camisetas con frases transgresoras.

Vivienne Westwood

Fotografía: Getty

Fotografía: Vivienne Westwood

Fotografía: Vivienne Westwood

Despues de leer, ¿qué te pareció?