Si hay un tema que siempre parece estar en la palestra pública chilena, es el de la transexualidad: hemos visto pasar supuestos “buses de la libertad” que defienden “valores” transfóbicos y homofóbicos que al parecer se encuentran destruyendo la fibra moral de la sociedad con su mal llamada “ideología de género”; conocimos que la hija de una de las voceras de este movimiento es justamente una persona trans rechazada; y hasta durante la campaña presidencial, escuchamos al recién electo presidente Sebastián Piñera decir que muchos transgénero “se corrigen” con la edad.

No es de extrañar que la discusión acerca del reconocimiento del género más allá de concepciones binarias se siga discutiendo, y justamente la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados ha estado trabajando recientemente para que las personas que se identifican como trans tengan tantas libertades como las demás. Sin embargo, el camino no ha sido fácil pese a que las discusiones apenas comienzan, así que conozcamos algunas cosas sobre esa propuesta de Ley de Identidad de Género, y los comentarios que ha generado.

1. La transexualidad no es una enfermedad

Una de las primeras decisiones de la comisión de DD.HH. fue reconocer el hecho de que el sexo auto-percibido no es una enfermedad, una creencia decimonónica y sin basamento científico, así que a diferencia de lo que algunos creen, no es una condición que necesite corregirse. Al respecto, la vocera de la comisión, Paula Narváez, expresó que había sido una de las decisiones más relevantes tomadas hasta los momentos:

“Establece de manera clara que aquí no existe espacio para quienes creen que se puede tratar como personas enfermas a aquellas personas que tienen discordancia entre el sexo biológico y el sentimiento y profundo de su identidad de género”.

2. Los menores de edad tendrán poder de decisión

Además de establecer de manera legal la discordancia entre el sexo asignado al nacer y el sexo auto-percibido, la ley busca algunos otros principios: la no discriminación, la confidencialidad y la dignidad en el trato, y que haya un interés superior por la autonomía progresiva de los menores de edad que se quieran identificar con un género diferente. El cambio de nombre y sexo se autorizará solo una vez en el registro, pero deberá ser reconocido de forma obligatoria por todos los organismos públicos. Los menores de edad podrán hacerlo sin problema; y si tienen menos de 14 años, deberán tener la aprobación de sus padres.

3. No habrá retrasos en la discusión

Pese a que hace algunos días el diputado José Antonio Kast y el presidente de la Cámara, Fidel Espinoza, abían propuesto que se retrasara el voto acerca de la ley para que no coincidiera con la próxima visita del Papa Francisco a Chile, ya que lo consideraban “una provocación” y necesitaban tiempo para “ir a la misa”. WTF? Luego de que el diputado Gabriel Boric y algunos otros se opusieran a la propuesta por considerarla una desfachatez, la misma vocera, Paula Narváez, explicó que las discusiones se llevarán con total normalidad hasta que se elabore un informe que se presentará a toda la cámara.

4. Claro, no todos están muy contentos

Pía Adriasola, abogada y esposa del ex candidato presidencial José Antonio Kast, fue una de las figuras que asistió a la discusión y votación de la comisión de Derechos Humanos de la Cámara por el proyecto de identidad de género para oponerse al mismo, que considera una manera de “confundir” a los niños y “amenazar su masculinidad”: de hecho, en una entrevista reciente con El Mostrador, terminó hasta citando a Ricardo Arjona como el ejemplo de una persona que educa para que la sexualidad no sea solo para generar placer. Además lanzó esta joya por Twitter:

Todo esto son hablar de que Adriasola sostiene que hay una “agenda” trans para que todo el mundo cambie su idenidad sexual, y que amenaza y discrimina a los heterosexuales y al núcleo familiar hombre-mujer. ¿Khe?

5. Ya tiene fecha para su aprobación

La comisión espera que entre los días 17 y 19 de enero el resto de la Cámara de Diputados ya haya leído por completo la propuesta de la Ley de Identidad de Género, ya que esa semana se decidirá la aprobación de la misma, dándole el visto bueno. Este sería una de las legislaciones más importantes aprobadas en los últimos años: recordemos que hace unos meses atrás, Chile también decidió aprobar el aborto de tres causales luego de más de dos décadas. Esperamos que en ese entonces tengamos noticias de un resultado positivo que no sea también considerado una provocación.

Despues de leer, ¿qué te pareció?