Walter Van Beirendonck, The Warriors, Wolfgang Tillmans, Anish Kapoor, Iris Van Herpen, Alexander McQueen, Judy Blame, Ray Petri, Dia Dear, Grace Neutral, el movimiento punk, Michelle Lamy, Stranger Things, JodorowskyA Tale of Tales, Miguel Adrover, los chicos de The Wolfpack, Björk en los 90, cultura rave, horror y weed.

Estas son solo algunas de las inspiraciones que el diseñador Chris Habana ha plasmado en su trabajo desde que comenzó a experimentar con su propia versión de lo que debía ser la joyería en el año 2008, tomando iconografía tribal y punk y refinándolas en piezas lujosas que han llevado puestas Rihanna, Madonna, Lady Gaga, Nicki Minaj o FKA twigs, y que están conformadas por piercings extremos, espinas dorsales, círculos, y hasta redecillas de perlas y plata subversivas, haciendo una línea atrevida y sin géneros.

“Cada vez que veo joyería en estos días, veo este énfasis en piezas sencillas, microscópicas y simples que cualquier mujer u hombre pueden usar. Yo creo piezas que intrigan y requieren un poco de reflexión; piezas que a primera vista pueden parecer esculturas agresivas y hermosas, pero una vez desgastadas se convierten en declaraciones estéticas mínimas pero fuertes. Mi cliente varía entre hombres, mujeres y todos los demás, con diferentes rangos de edad. Sin embargo, lo que los une es su necesidad innata de destacar y usar piezas que los harán memorables”.

El diseñador de 41 años pasó su vida tanto en Filipinas como en los Estados Unidos. Después de una infancia arraigada en la religión, la fantasía y las novelas gráficas de ciencia ficción, Chris se rodeó de la cultura club y la contracultura de los 90, y sus mundos se convirtieron en uno solo: esta dualidad está ahora arraigada en su identidad y continúa informando sus colecciones y colaboraciones en todo momento.

Para su nueva colección con la que celebra 10 años de carrera, creó una gama de piezas conceptuales que reflejan sus raíces góticas y punk, así como la influencia de la ciencia ficción en su estilo: hay corsets fetichistas, marcos faciales y piezas de cuerpo entero hechas de bolas de metal diseñadas sobre monos de látex, vestidos, ropa interior y hábitos de monjas hechos en colaboración con Vex Clothing.

Además, incluye piezas de cadenas de alambre de púas, que evocan la corona de espinas de Cristo, existen en contraste directo con los estilizados anillos de cadenas y los puños cubiertos de perlas, combinando lo sagrado y lo profano en una sola muestra en donde la transgresión y la diversidad son las protagonistas.

Chris Habana 2018 Collection. Fotografía: CHRISHABANA

Chris Habana 2018 Collection. Fotografía: CHRISHABANA

Chris Habana 2018 Collection. Fotografía: CHRISHABANA

Chris Habana 2018 Collection. Fotografía: CHRISHABANA

Chris Habana 2018 Collection. Fotografía: CHRISHABANA

Chris Habana 2018 Collection. Fotografía: CHRISHABANA

Chris Habana 2018 Collection. Fotografía: CHRISHABANA

Chris Habana 2018 Collection. Fotografía: CHRISHABANA

Chris Habana 2018 Collection. Fotografía: CHRISHABANA

Chris Habana 2018 Collection. Fotografía: CHRISHABANA

Chris Habana 2018 Collection. Fotografía: CHRISHABANA

Chris Habana 2018 Collection. Fotografía: CHRISHABANA

Chris Habana 2018 Collection. Fotografía: CHRISHABANA

Chris Habana 2018 Collection. Fotografía: CHRISHABANA

Chris Habana 2018 Collection. Fotografía: CHRISHABANA

Chris Habana 2018 Collection. Fotografía: CHRISHABANA

Chris Habana 2018 Collection. Fotografía: CHRISHABANA

Chris Habana 2018 Collection. Fotografía: CHRISHABANA

Despues de leer, ¿qué te pareció?