Uno de los muchos encantos de Black Mirror es que nos plantea historias y situaciones tan malditamente jodidas que siempre esperamos que los seres humanos nunca lleguemos a los extremos de los personaje de la serie. Pero luego de vivir en el planeta surante los últimos tres años, parece que ya todo es posible, y las teorías futuristas del show de Charlie Brooker han comenzado a suceder en la realidad, perturbándonos a todos.

Ahora, gracias a un esfuerzo del gobierno de China en buscar, um, “ciudadanos ejemplares”, parece que sus ciudades estarán regidas por un sistema digital global que combinará redes sociales, hipervigilancia estatal, y un seguimiento receloso de todas, absolutamente todas tus acciones tanto en Internet como en la vida real, para crear un “rating social” que te permitiría disfrutar de ciertos beneficios… o terminar ejecutado.

Todo comenzó en el año 2014 cuando el Consejo de Estado de China propuso el “Sistema de Crédito Social”, en el que se clasifican las diferentes categorías en las que los ciudadanos podrán obtener puntuación: su comportamiento, sus preferencias personales y sus relaciones interpersonales. Dependiendo de si te quedas en casa durmiendo, si pasas horas en redes sociales, viendo pornografía, haciendo compras o la cantidad de deuda que tienes, el mundo lo sabrá. Aunque aún no se ha implementado, según explica The Atlantic, podría implementarse en el año 2020.

El principal problema con el sistema de calificación es que no solo monitorea a los ciudadanos aún más de lo que lo hacen actualmente cualquier browser de Internet o dispositivo móvil (lo que ya es sustancial y posiblemente inapropiado), sino que también el gobierno chino estará en la libertad de decidir cuáles acciones son “positivas” o “negativas”, y la verdad, no es muy esperanzador saber que podríamos acercarnos a una especie de totalitarismo digital que a muchos países les gustaría adoptar.

¿Qué sucedería si expresas tu opinión, particularmente si va en contra del régimen del gobierno, con la esperanza de inspirar un cambio positivo dentro de la sociedad? Bueno, podrías obtener un puntaje más bajo, lo que te haría “menos confiable” y, en última instancia, afectaría tu capacidad para obtener una hipoteca, un trabajo, un préstamo, etc. O tu rating afectaría el de tu familia y amigos, tendrías más y más restricciones económicas y sociales, y si te consideran traidor, pues hasta podrías terminar ejecutado.

Sin embargo, el gobierno chino ha descrito el sistema como un método para mejorar la confianza en todo el país y cultivar una cultura de “sinceridad”. Oh, shit.

Despues de leer, ¿qué te pareció?