Espera un poco!

No tienes nada aún.

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives

Chile estudia normativa que impedirá a los menores de 18 años tatuarse sin la aprobación de sus padres

Lil Xan. Fotografía: Lil Xan/Instagram
Words mor.bo

Para quienes tenemos piercings y tatuajes, la idea de adquirirlos comenzó desde muy jóvenes, y seguramente muchos de nosotros tuvieron su primera modificación corporal antes de los 18 años. Para la sorpresa de absolutamente nadie, los adolescentes son la población que más se tatúa y se hace piercings en Chile: de acuerdo con un estudio realizado por AdimarkGfK, 2 de cada 10 chilenos mayores de 15 años tiene un tatuaje, y quienes más tienen, son las personas entre 15 y 24 años, segmento en el cual la cifra aumenta a 2 de cada 5.

Ahora gracias a la popularidad de la práctica, el Ministerio de Salud está estudiando que se apruebe una nueva normativa en el país, luego de algunas fiscalizaciones sanitarias en las que se ha descubierto que buena parte de los estudios de tatuajes y piercings no cumplen con las regulaciones sanitarias vigentes: el personal no usa técnicas de asepsia; no están vacunados contra la hepatitis B; los recintos no tienen lavamanos; las superficies de trabajo no están debidamente limpias y no cuentan con los dispositivos adecuados para la eliminación de elementos cortopunzantes.

Además, se exigiría que los menores de 18 años tengan no solo una aprobación por escrito de parte de sus padres, sino que estos estén presentes durante los procedimientos que los adolescentes desean realizarse. Como si esto fuese poco, en caso de que algún estudio de body art cuente entre sus servicios la realización de perforaciones o expansiones, deberán contar con un área especial tipo “pabellón” para estas prácticas más invasivas, y estar representados por un médico. OMG.

Alejandro Díaz León, dueño de Arrojarse y miembro del portal Chile Tattoo,  declaró a La Tercera que aunque las intenciones de la normativa son buenas, las autoridades deben informarse mejor del funcionamiento de un local de tatuajes y piercings antes de hacer una normativa con puntos polémicos como el del doctor o el de las tintas y el registro de los códigos de cada una de manera constante.

“Bajo mis ojos, hay dos tipos de tatuadores en el país, los que tienen tienda con patente y con la ley y los que no. Yo tengo una oficina, estudié, tengo una mención en pintura y me dedico a tatuar. Cumplo con todo. Me parece bien que se haga una nueva ley, pero pienso que le falta trabajo. La ley llega a ordenar todo esto, pero la misma ley está al lote, ellos tampoco saben cómo funciona esto e intentan darle seriedad al asunto, pero se escapa un poco de las manos”.

La propuesta de la normativa se encuentra disponible en la página web del Minsal para que el público la pueda revisar, aunque aún es algo tentativo que aún está bajo la consuklta pública, por lo que podrá ser notificada.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 2
    Me gustó
  • Me prendió
  • Lo amé
  • Me deprime
  • 3
    WTF!
  • Me confunde
Magazine SALE!

ISSUE #02

$5.000 $4.250
Limpiar